Teatro: "Jódete y crece" en el Teatro Lara

La generación que iba a comerse el mundo por ser la mejor preparada de la historia, sufrió como todas las anteriores, todos los reveses y golpes que te da la vida cuando no cumples los sueños, o simplemente la vida no te responde como tu piensas que deberían ocurrir las cosas. La cruda realidad de una juventud que afronta el paso a la madurez con los mismo miedos y las mismas trabas que ha habido siempre, por mucha formación que tengamos y mucho "estado del bienestar" en el que nos hayamos criado.

Las dudas de esta generación "condenada" por tenerlo todo más fácil que sus predecesoras se va convirtiendo en una losa que cada vez hunde un poco más, convirtiendo lo que eran ventajas en incertidumbre y dudas. "Jódete y crece" es una reflexión sobre los cambios que vamos sufriendo según vamos creciendo y los sueños se convierten en responsabilidades y el mundo que se mostraba ante nuestros pies se coloca sobre nuestros hombros.



Esta producción de Malaeva es el alegato de Juan Pablo Cuevas, autor y protagonista de la obra, sobre el paso de la adolescencia a la madurez, o como todos los castillos en el aire que nos habíamos imaginado sobre una vida de éxitos, se van desmoronando con la misma velocidad que la vida va frenando nuestros ímpetus de volar. Esta bofetada al sueño de la gran generación de la "España del bienestar", se convierte en una interesante comedia agridulce que nos deja con un amargo sabor al recapacitar sobre cosas que sabíamos pero sobre las que nunca nos habíamos parado a pensar.

La dirección corre a cargo de Alejandra Martínez de Miguel, que hace un interesante trabajo mezclando la realidad y la ficción, haciendo entrar y salir a los actores de la historia para interactuar con el público y así hacernos más partícipes de una historia que en mayor o menor medida nos pertenece. Una vuelta de tuerca en la que se hace al espectador partícipe de lo que pasa en la obra. Nos involucra de tal manera en lo que ocurre que hacemos nuestra la historia.


"Admitamos, de una vez por todas, que crecer no es lo que nos habían prometido. No hay trabajo fijo, las parejas no son estables y si me apuras, tampoco la sexualidad". Con esta contundente frase que escuchamos en la obra, nos queda bastante claro todo lo que el autor quiere transmitir. Es el grito de socorro de una generación que ha vivido engañada ante la idílica propuesta de un futuro que iba a posarse a sus pies, y en el que todo sería para ellos mucho más fácil que para sus antecesores. Un horizonte que se les planteó como un camino de rosas y se ha convertido en un empedrado camino por el que es muy difícil transitar.




"Deberíamos denunciarlos sabéis. A todos, a los que nos han dicho que esto iba a mejorar, que ser adulto era algo divertido. Esto no es lo que me esperaba. De mi ni de nadie. El único que ha cumplido con mis expectativas es mi padre, también porque no deseé nunca nada de él. Crecer, hay que crecer, decía" fragmentos del texto que nos muestran la rebeldía de toda una generación contra un destino edulcorado por aquellos que se lo han destrozado. Una sociedad que les empuja al abismo mientas va cavando más hondo el hoyo al que se precipita esta "generación promesa".



Pero "Jódete y crece" no es sólo una descarnada crítica sobre el abismo al que se enfrentan los jóvenes, sino que es un cómputo de todas sus inquietudes y preocupaciones. El texto nos habla, de manera más o menos directa, de las relaciones personales, de las familiares, del amor, de las identidad sexual, de la libertad, de los distintos pasos que hay que dar en la vida, pero sobre todo nos habla de realidad. La cruda realidad a la que todos a determinada edad tenemos que enfrentarnos, la realidad de no encontrar trabajo, la realidad de relacionarte con las personas...la realidad de la vida.


La obra nos habla de Javier (Juan Pablo Cuevas) un joven dramaturgo que regresa a casa tras su último exitoso estreno. Para sorpresa de todos, no viene solo. Le acompaña Andrés (Manel Hernández) un mediocre actor con el que Javier está comenzando una relación. En un ambiente enrarecido aparece Emma (Bárbara Valderrama), la mejor amiga de Javier, poniendo patas arriba la relación y sus vidas. Emma, una fotógrafa en busca del éxito, aparece con las ideas muy claras, dejando claro que tiene algo que decir en todo esto.... Un triángulo que se irá tensando poco a poco al hablar de la vida y de las situaciones personales da cada uno



Los tres actores hacen un interesante trabajo, pasando paulatinamente de la comedia a la amargura del drama que es la situación que viven, manejándose perfectamente en ambos registros. Con un triángulo amoroso como anzuelo para morbosos y vouyers, hay que hablar de la elegancia y contundencia con la que se trata el tema sexual, sin ningún tipo de tapujo pero con toda la elegancia y pulcritud que se merece. Tres actores que se desnudan ante nosotros, atraviesan la cuarta pared para mostrarse tal como son, traspasando esa delgada línea en la que se demuestra la verdadera solvencia de los actores, que entran y salir del personaje, de la realidad a la ficción, en un interesante trabajo de dirección. 




Con este derribo de la cuarta pared, la intensidad aumenta, las declaraciones parecen gritos de socorro, las frustraciones nos tocan la piel hasta hacer daño, las historias se nos impregnan en la piel como tatuajes hechos a fuego. Las noches de alcohol y risas, esos caminos que todos transitamos para evadirnos y huir de la cruda realidad que nos golpea el lunes como una gran resaca después de un fin de semana loco. Las crónicas que estos chicos nos muestran no son muy distintas  a las que hemos podido vivir cualquiera de los asistentes a la sala, lo que hace que la obra nos golpee con mayor fuerza.


Pero ante todo, "Jódete y crece" es una interesante obra de teatro, en la que todo encaja para llegarnos muy dentro y que nos planteemos que hemos hecho de nuestras vidas, donde están aquellos sueños que nos hacían volar en la adolescencia, que ha sido de aquel chico que se iba a comer el mundo y se encontró de bruces con la cruda realidad.
----------------------------------------------------------------------------------
Jódete y crece
Teatro: Teatro Lara
Dirección: Calle Corredera Baja de San Pablo 15
Fechas: Miércoles a las 22:15. 
Entradas: Desde 12€ en teatrolaraatrapalo . Del 15 de Agosto hasta el 27 de Septiembre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM