Teatro: '¡Oh Cuba' en el Teatro Fernán Gómez

Con Federico García Lorca y Meryl Streep tengo la misma sensación. Él es uno de mis dramaturgos predilectos y le tengo especial cariño desde que leí La casa de Bernarda Alba en la ESO. Ella me parece una de las mejores actrices de todo el panorama internacional y sería capaz de ganar un Óscar interpretando a una tostadora. Sin embargo, también pienso, ¿es que no hay más actrices de la edad de Meryl que bordarían sus papeles? Y algo similar me pasa con Federico y la cartelera teatral madrileña, la cual está inundada con obras que son de su autoría o un biopic. Me parece genial que se hagan mil adaptaciones de sus obras, pero reconozco que cuando se trata de la décima adaptación de La casa de Bernarda Alba en lo que va de año me da cierto reparo. Por suerte, en ¡Oh Cuba! han ido más lejos y la vida de Lorca solo es un vehículo perfecto para mostrarnos la vida en Cuba de los años 30. 


¡Oh Cuba! comienza con la llegada de Federico a la isla el 4 de marzo de 1930 tras abandonar Nueva York y recrea su vida en la isla a través de la danza, la música y los textos que él y su compañero, el poeta cubano Nicolás Guillén, escribieron en La Habana. Para contarnos qué significó esta estancia para el poeta granadino durante 3 meses en la isla, ¡Oh Cuba! cuenta con un elenco de 21 artistas en escena, españoles y cubanos encabezados por la intérprete Loles León, los músicos Antonio Carmona y Diego Franco, el coreógrafo Adrián Galia y la colaboración de la soprano Alina Sánchez.

Cuando la obra se estrenó en el programa Lorca y Granada en los jardines del Generalife batió records de asistencia, lo cual no nos extraña ya que el montaje que ha realizado el dramaturgo y director Ortuño Millán es una maravilla para los sentidos.





La pasión desbocada de las actuaciones musicales pretende transmitir al espectador las razones por las que Lorca se quedó en la isla. Para él, Cuba fue un paraíso lleno de colores, sonidos vibrantes y una vida libre que nada tenía que ver con lo que le esperaba en su regreso a España. ¡Oh Cuba! se desmarca de esa faceta dramática que tanto caracteriza al poeta y ofrece un relato lleno de vitalidad. 

Estuvo en la isla 98 días, pero a pesar de ser un breve período de tiempo, este nos vale para conocer sus encuentros amorosos y la pasión que le contagiaban los garitos en los que los negros cubanos tocaban su son. Fue un verdadero paraíso terrenal y eso se manifiesta en su literatura, influenciada por algunas de las personas que conoce en la isla como Prokofiev, Alejo Carpentier y Nicolás Guillén.




La obra se estructura en siete escenas, que representan siete momentos cubanos de Federico en los que se entrecruza el baile andaluz y el cubano. La mayor parte de escenas tienen una gran carga de erotismo, pero también hay otras que nos muestran el lado menos amable de La Habana cuando nos muestran el acoso que sufre una chica.

Lo mejor de ¡Oh Cuba! es que no se parece a nada que haya visto anteriormente, ya que no es usual ver un espectáculo que incluya danza con influencias andaluzas y cubanas, poesía y música. A priori, esta combinación podría echar atrás a más de una persona que no sabe a qué sabe que se va a enfrentar, pero no hace falta ser un experto en ninguna de estas disciplinas para poder apreciar la energía y el talento que desprende la obra.




Y por supuesto, ojalá las producciones en torno a la figura del poeta sigan llevándose a cabo, pero por favor, que sean tan arriesgadas como este montaje, la reciente interpretación masculina de sus tragedias que vimos en Lo(r)ca o una adaptación tan personal como las Bodas de sangre de Pablo Messiez. En definitiva, espectáculos que si Lorca viera no sabría si abuchear por haber alterado sus palabras o aplaudir ante tal genialidad.




------------------------------------------------------------------------------------

¡Oh Cuba!
Teatro: Teatro Fernán Gómez
Dirección: Plaza de Colón, 4
Fechas: del 28 de marzo al 1 de abril
Entradas: desde 23€ en Teatro Fernán Gómez




No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM

@templatesyard