Teatro: "Mammon" en Teatros del Canal


Bienvenidos a Las Vegas, el lugar donde todo es posible!!! Lo que pasa en este oasis en medio del desierto se queda aquí, todo puede pasar en un lugar nacido para el vicio, donde todo el que llega viene con la única intención de ganar dinero con el juego, olvidarse de sus problemas y desmelenarse dejando todas sus vergüenzas en la entrada. Sexo, drogas, juego, fiesta... es el lugar donde todo puede pasar, donde se pueden cumplir todos los sueños y ocurrir las mayores pesadillas.




Este alucinante espectáculo, creado por Nao Albet y Marcel Borrás, es una bendita locura en la que todo puede pasar. Un texto desbocado, que va cogiendo velocidad y ritmo hasta límites insospechados. Lo que comienza casi como un documental va cogiendo carrerilla para acabar en un auténtico tsunami de locas emociones, marcadas por el juego, las drogas y el sexo, al más puro estilo Las Vegas. Personajes que nos transmiten ternura, miedo, nos hacen reír, nos obligan a viajar a lugares inhóspitos a los que sólo podemos entrar si conocemos a ese tipo de lúgubres personajes con los que nos iremos cruzando.



Esta coproducción del Teatro Liure y La Brutal, forma parte de la trilogía "Tot pels diners"(todo por el dinero) que se programó en Barcelona en 2015. Esta propuesta nos plantea la relación que el ser humano tiene con el dinero, a raíz de la crisis en la que llevamos varios años. El dinero se ha convertido en muchos casos en el eje sobre el que gira la vida de las personas. Hay que ver hasta qué punto le damos prioridad dentro del conjunto de nuestras vidas, como nos afecta en nuestro día a día, si nos impide avanzar, si estamos pendientes de él, si marca nuestro camino. El sistema en el que vivimos nos empuja (o nos atrapa)a la vorágine del dinero, del consumo, del capitalismo, que nos afecta hasta en nuestra intimidad.

Iván Morales, David Selvas y Vitoria Szpunberg fueron, junto a Nao Albet y Marcel Borrás, los encargados de reflexionar sobre todo esto para sacar adelante la trilogía a la que pertenece "Mammón". En esta pieza, los autores indagan en dónde están los límites de cada uno en relación con el dinero, qué estaríamos dispuestos a hacer cada uno por dinero. En este montaje el tema de fondo sobre el que se articula todo es la cultura.



La obra, desde el primer momento, se nos plantea como algo diferente, un montaje en el que todo puede pasar y nada es "convencional". Para empezar, dos narradores (Irene Escolar y Ricardo Gómez) entran en escena para decirnos que "Mammón" no se va a representar. Con ese inicio está claro que, a partir de ahí, puedes esperarte cualquier cosa. Con todas las alertas encendidas en nuestra cabeza comienzan a contarnos el por qué no se puede interpretar la obra, comenzando por el viaje a Siria que fue el germen de todo, supuestamente... Entre escenas teatrales interpretadas por nuestros dos "maestros de ceremonias", filmaciones y puntos de vista de los distintos personajes que van apareciendo, nos vamos haciendo una composición de lugar sobre lo que les pasó en ese viaje.




El documental que nos va mostrando todo lo que nos cuentan los narradores es una impactante secuencia de imágenes al más puro estilo de un corresponsal de guerra, realizado de forma directa y contundente por Guillermo A. Chaia, en un trabajo que nos marca el comienzo del viaje al infierno en el que nos vamos a meter. Nos sitúa la historia en la antigua Khalpe (lo que es Alepo actualmente, tan de actualidad desgraciadamente), que está en medio de un valle lleno de cuevas rebosantes de piedras preciosas. En ese paradisíaco lugar viven dos familias en total armonía, disfrutando de la belleza del lugar y de estos minerales sin darles la menor importancia ni pensar en el valor que pueden tener.


Todo suena muy idílico hasta la llegada de un misterioso hombre, que empieza a sembrar el odio entre las familias, acabando con la paz en el valle, apareciendo los odios y los rencores entre los herederos de ambos lados. "Disputas de odio y sangre anhelando supremacía, todos yaceréis muertos sobre el fango cuando el sol despida el día" son las palabras que condenaron al valle según la leyenda.

Mammón es un dios sirio, que baja a la tierra para ayudar a los mortales. Mammón significa "riqueza" en arameo, "tesoro" en hebreo, mientras que para los cristianos es el diablo de la avaricia, mientras que para los fenicios era el dios de la bonanza... Este Dios llega a la tierra para enseñar a los seres humanos el valor del oro, con lo que desata el caos y el odio entre las dos familias que habitan el valle. Este relato mitológico sirve para plasmar la realidad Siria, un país en guerra desde hace demasiado tiempo.



Tras este inicio en el que parece algo tranquilo casi a modo de documental, la obra corre velocidad y se desmelena a ritmo de vértigo. Una historia redonda, en la que cada elemento es más loco que el anterior, en la que cada personaje es más peculiar y cada escena se desmadra un poco más que la anterior. Un texto que con continuos saltos en el tiempo nos va hipnotizando, hasta que no sabemos muy bien si estamos ante algo real o hemos sucumbido ante los ofrecimientos psicotrópicos de los personajes.

Una road movie con personajes que firmarían los hermanos Coen, muy próximos a "El gran Lebowsky", peculiares personajes que se hacen entrañables de lo estrafalarios que son. Una coctelera en la que se mezclan diálogos al más puro Tarantino, viajes alucinógenos como en "Miedo y asco en Las Vegas" de Terry Gilliam o "Airbag" de Juanma Bajo Ulloa, o violencia desatada que firmarían Robert Rodríguez o el mismísimo Sam Peckinpah. Películas como "Very Bad things", "Abierto hasta el amanecer" o "Four rooms" merodearán nuestra cabeza en distintos momentos.



Para esta espiral de emociones y diversión narcótica, los propios Nao Albet y Marcel Borrás forman parte del elenco para dar un giro de tuerca más a esta locura, a mitad de camino entre la realidad de un documental y una road movie al más puro estilo hollywoodiense. Con ellos metidos de lleno en su papel (hacen de ellos mismos), se rodean de tres actorazos para su desembarco en Madrid. A los citados narradores Irene Escolar y Ricardo Gómez, se suma Manel Sans el personaje que nos lleva a los tugurios más sórdidos de la misteriosa Las Vegas. Lo qu comienza siendo un torbellino de furia y chulería, se va apagando según se desmelenan los protagonistas.



Pero la gran novedad de la obra, en este estreno madrileño, son Escolar y Gómez, que son los que llevan realmente el peso de la obra, pasando de narradores a personajes de la historia, en un continuo cambio de personajes, en los que les veremos haciendo de todo. Irene Escolar, además de hacer de narradora, se mete en tres papeles más a lo largo de la obra, destacando una prostituta/bailarina. En todo momento está majestuosa, midiendo en cada momento lo que pide el personaje, de la mesura inicial al desmadre final. En el caso de Ricardo Gómez el reto es aún mayor, ya que tiene que desdoblarse en seis personajes, desde un cura a una "bailarina", pasando por varios tipos oscuros de los bajos fondos de Las Vegas. Increíble a capacidad (y velocidad) para cambiar de personaje, en muchos casos antagónicos unos de otros.




En una obra tan compleja como esta, todo tiene que estar medido al milímetro. Hay que destacar la escenografía, diseñada por Jose Novoa (encargado también del vestuario), sencilla inicialmente pero que no deja de sorprendernos por sus diversas mutaciones. Impactante el sonido, obra de Igor Pinto, y la iluminación, de Adriá Pinar que hacen de cada espacio del escenario un lugar singular. Un conjunto diseñado con una precisión de relojero, en el que cada instante está medido hasta el mínimo detalle, aunque parezca desde el principio una obra caótica.


Nadie debería dejar de ir a ver esta extraña obra, en la que todo puede pasar, en la que no debemos dar nada por sentado, porque hasta puede ocurrir que te toque participar de forma activa en ella.

Un singular teatro que va del metateatro al documental, de la road movie a una comedia de enredo, pero todo al ritmo necesario en cada instante, con un torbellino de acciones controladas en todo momento para ofrecernos siempre un poco más.

------------------------------------------------------------------------------------
Mammon
Teatro: Teatros del Canal
Dirección: Cea Bermúdez 1
Fechas: Martes a Sábados 20:00, Domingos 18:30.
Entradas: Desde 14€ en teatroscanal . Hasta el 1 de Abril.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM

@templatesyard