Teatro: "La comedia de las mentiras" en el Teatro Latina


La verdad está sobrevalorada, la mentira nos ayuda en muchos casos a hacer frente a situaciones que necesitan ser "matizadas". Mentiras piadosas, o no tanto, que nos hacen la vida más cómoda, que nos hace más llevadero el día a día y nos permite proteger a personas...vulnerables. Desde que existe la humanidad llamada civilizada (al menos la que se relaciona en sociedad) ha sido necesario el uso de la mentira para el bienestar común. Ya en tiempos de las grandes tragedias griegas, muchos de los textos escritos se basaban en la manipulación de la verdad para usos determinados.




Tras el éxito absoluto cosechado el pasado verano en Mérida, en el que colgaron el cartel de "no hay billetes" durante diez días, aterriza en Madrid esta alocada historia de enredos en la que todo parece mucho más sencillo de lo que lo hacen los protagonistas. Enredos y mentiras, la fórmula mágica que funciona en cualquier comedia, son los ingredientes de esta historia ambientada entre la Grecia antigua y la actualidad, con una mezcla que convierte el montaje en una interesante comedia atemporal.



Mixtolobo Producciones, Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y Pentación Espectáculos han sido los encargados de llevar a cabo este montaje de Pep Anton Gómez y Sergi Pomermayer, a partir de textos de Plauto. Esta fórmula, que ya sedujo a atrajo al público con "El Eunuco", es una revisión de una comedia clásica, aunque en este caso se han mezclado fragmentos de distintas piezas del autor clásico. El equipo que tantos éxitos cosechó con su pasado trabajo, nos sorprende con este vodevil grecorromano en el que nada es lo que parece, en el que priman las falsas apariencias y las mentiras para quedar bien, algo que pese al paso de los siglos vemos que no ha variado demasiado...



Una de las fórmulas que siempre funciona en el teatro (o al menos a la hora de atraer al público) es tener rostros "conocidos" (principalmente de la televisión y el cine) en el elenco. En esta alocada comedia podemos disfrutar de rostros tan conocidos como Pepón Nieto (que repite tras "El Eunuco"), María Barranco o Paco Tous, con los televisivos Angy Fernández ("Física y Química"), Raúl Jiménez ("Vergüenza", "Águila Roja"), Marta Guerras ("El ministerio del tiempo", "Bandolera") y José Troncoso ("La Zona", "Gym Tony") que sustituye a Canco Rodríguez en esta nueva temporada.



El peso de la obra corre a cargo de Pepón Nieto, que está impecable en su doble papel de narrador y personaje principal, creador de todos los enredos posibles, llevando la obra a recovecos de lo más ingeniosos. La soltura de Nieto en este tipo de papeles es de sobra conocido, se desenvuelve en la comedia como pez en el agua, dejando que la historia gire en torno a su personaje, para medir los tiempos y velocidades que debe tener la historia en cada momento. 



La gran María Barranco es el otro pilar sobre el que se sustenta toda la trama y, sobre todo, la comedia. Con su sola presencia en escena, la mítica chica Almodovar nos seduce con su gracia innata, haciendo soltar las carcajadas del público con cada frase. Su naturaleza cómica no deja de sorprendernos, y aunque la hayamos visto en miles de papeles similares, no podemos dejar de reírnos y caer rendidos a los píes de esta gran actriz, que más que interpretar vive sus papeles. 

A la señora de alta alcurnia a la que da vida Barranco intenta conquistarla el personaje que interpreta Paco Tous, un militar que lleva años desaparecido y que por extrañas circunstancias vuelve a cruzarse en su camino. Tous está, como siempre en sus papeles tanto en teatro como en cine o televisión, muy convincente, dando un empaque al personaje muy propio de un militar de alto rango.


El resto de personajes mantienen el nivel marcado por estos tres maestros de la interpretación. Así Angy Fernández (Hipólita) y Raúl Jiménez (Leónidas) están muy divertidos en sus papeles de hermanos en continua gresca, buscando ambos siempre sus propios intereses. Leónidas se ve acorralado por las mujeres que le rodean. Por un lado su hermana Hipólita, que busca hacerle la vida imposible, y por otro Gimnasia (Marta Guerras), la prostituta-bailarina de la que se ha enamorado y con la que piensa fugarse. Por su parte José Troncoso está fantástico en el papel de Tíndaro, el joven del que se enamora Hipólita y al que todo el mundo hace la vida imposible.



En este juego de parejas son las mujeres las que llevan la voz cantante y llevan a sus parejas a donde ellas quieren. Pero también se adueñan de la escena, marcando un ritmo endiablado en sus interpretaciones. La interpretación de Marta Guerras es descomunal, dejando en un segundo plano a todos cuando aparece en escena con esa potencia que destila. Con un personaje que es un torbellino consigue atraer hacia ella todo el foco, siendo un personaje secundario, con intervenciones de lo más brillante dentro de la obra.


Como todo montaje de esta envergadura, todo lo que rodea a los actores suele estar medido a la perfección. La interesante escenografía a cargo de Bea San Juan, sencilla y explícita pero muy interesante, juega con nosotros con el continuo movimiento de los elementos escénicos, así como con la ampliación de la escena por todos sus frentes (atravesando la cuarta pared de forma continua y muy ingeniosa). A los mandos de la música está Mariano Marín, que marca los tiempos de los momentos musicales diseñados por Luis Santamaría. Por último, el diseño de iluminación de Miguel Ángel Camacho, un gran trabajo dado lo mucho que cambian los personajes de ubicación y sus continuas salidas y entradas.


Una divertida comedia-vodevil que hará las delicias de los amantes del género. Unos actores que sacan nota en sus interpretaciones, en una obra que no deja momento para el reposo y en el que todos dan lo máximo para que el ritmo no decaiga en ningún momento.
Una historia que nos muestra como el ser humano ha cambiado muy poco en todos estos siglos, ya que todo lo que ocurre en escena podría ocurrir en nuestros días. Es increíble ver como las medias verdades, la apariencia que damos al prójimo o la impostura estaban ya tan de moda en aquella época. ¿Cómo puede ser que algo que está tan mal visto como la mentira sea tan utilizado?
----------------------------------------------------------------------------------------------
La comedia de las mentiras
Teatro: Teatro Latina
Dirección: Plaza de la Cebada 2
Fechas: Miércoles, Jueves y Viernes 20:00, Sábados 19:30, Domingos a las 19:00.
Entradas: Desde 12,50€ en LaLatinapromentrada . Hasta el 6 de Mayo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM