Teatro: "Escoria" en Nave 73

La sociedad vive al borde del colapso, el mundo que conocimos se derrumba a frente a nuestros ojos, los políticos parece que van en contra del pueblo, con decisiones que nos dejan cada vez más aislados. La juventud se encuentra atrapada, empujada a un futuro incierto en el que no parece que vaya a haber muchas salidas, más allá de escapar a otros lugares... o intentar cambiar las cosas a su manera. La juventud como pieza indispensable del desarrollo de un país, capaz de atacar el poder para cambiarlo todo.




En una sociedad corrupta, en la que prevalece la ley del sálvese quien pueda, los jóvenes se ahogan entre miedos y recortes en su futuro, con zancadillas continuas que les hacen andar sobre arenas movedizas, en una sociedad que parece culparles de todos sus males. La juventud, harta de que dirijan su destino sin contar son ellos, intenta asaltar el poder, convertirse en los dirigentes de su futuro, conseguir salvarse de la quema a la que quieren mandarles.



Juan Frendsa se ha encargado de escribir y dirigir esta crónica sobre la juventud de nuestro tiempo, con sus fobias, sus miedos, pero con la fuerza y la valentía necesarias para verse capaces de cualquier cosa. El joven actor, director y dramaturgo lleva un buen número de obras breves a sus espaldas, pero desde que compagina la autoría y la dirección no deja de cosechar éxitos. "Pornosotros" fue su primer trabajo en este aspecto, y con él permaneció varios meses en los Teatros Luchana y la sala Tú (actualmente sala Intemperie). A este le siguió "Oirotalev", con el que sentó las bases de un trabajo potente, lleno de tensión y plagado de interesantes giros. Este es el tercer montaje de Frendsa, en el que se ve una clara evolución, con un texto más compacto y potente que sus predecesores.

Como actor ha formado parte de algunas de las obras más interesantes de La Joven Compañía, entre las que destacan "Iliada" (Guillem Clua), "Odisea" (Alberto Conejero) y "Punk rock" (Simon Stephens), y en las que ha demostrado sus dotes como actor y ha podido aprender de algunos de los directores más interesantes del panorama nacional.




"Este es un homenaje a mi generación. Siempre he pensado que se han contado muchas historias sobre la guerra civil, pero muy pocas sobre la guerra que estamos viviendo y, sobretodo, la que estamos a punto de presenciar si no cambian las cosas" comenta Frendsa sobre su nuevo proyecto.

Jóvenes que hacen frente a su guerra particular, aquella que quiere dejarles en la cuneta. Por ello luchan, y como en toda batalla se juntan a modo de comunidad (escuadrón o regimiento en términos militares) para ser más fuertes, porque la unión hace la fuerza y entre todos son capaces de conseguir lo que se propongan, aunque haya bajas significativas por el camino.



"Un grupo de adolescentes se reúne con frecuencia en una nave de un polígono industrial, donde han creado una banda organizada para luchar en contra del sistema. La aparición de un nuevo miembro hará que todo se revolucione y acaben siendo los autores del mayor atentado de la historia de nuestro país" es la interesante síntesis sobre esta obra, cargada de intriga y fuerza, en la que cada personaje necesita revalorizarse dentro del grupo. Un grupo de siete jóvenes en el que podemos ver un interesante crisol de perfiles, haciendo un muestrario de lo que pueden ser los jóvenes de nuestra época.



Jorge Clemente, Ángela Cervantes, Héctor Molina, Laura Rozalén, Jorge Alcocer, Nacho Núñez y Helena Lanza/Roser Vilajosana forman este interesante grupo guerrillero en el que cada uno tiene un rol muy marcado dentro de la organización, lo que se tambalea con la llegada del personaje que interpreta Jorge Clemente, un chico de oscuro pasado que destila aires de grandeza en todo lo que hace. El interesante reparto cumple a la perfección en todo momento por su energía, su sencillez en el movimiento y sus diversos matices que definen a cada personaje.



La jefa (Ángela Cervantes), el macho (Héctor Molina), el friki informático (Jorge Alcocer), la benjamina (Laura Rozalén), la amiga fiel de la jefa (Roser Vilajosana en la función que vi) y el atormentado (Nacho Núñez) configuran un interesante equipo, en el que todos tienen sus oscuros motivos para desconfiar de unos y apoyar a otros. El tiempo que llevan como grupo les ha dejado heridas difíciles de cerrar, con bajas importantes en la comunidad, personas que han dejado un profundo vacío y una serie de temas tabú que enardecen la convivencia.



La trama discurre tensa y frenética, adquiriendo frescura y destreza según avanza la obra. El apoteósico final del atentado nos lleva a una escena brillante, en la que todo se resquebraja y cada uno quiere salvar su pellejo, sin importar para nada las amistades. Muy interesante como la función "acaba dos veces". En un primer momento, en el que todos los espectadores quedamos en shock, el oscuro nos deja a todos con el corazón en un puño. Pero a falta de este potente final, el argumento nos tiene un segundo final en el que sabemos lo que fue de cada personaje tras ese día. 

Para finalizar, y cuando ya han comenzado los agradecimientos y los aplausos, Ángela Cervantes nos deleita con un rap escrito e interpretado por ella misma, que nos muestra muy a las claras lo que es el mundo en el que vivimos, y que podría ser la banda sonora que llevase a su personaje para crear el grupo de Escoria.



Hay que destacar el interesante montaje técnico de la obra, en la que con un escenario casi desértico consiguen transmitir infinidad de situaciones, con el trabajo portentoso de Iván Belizón en la iluminación. Brillante y muy visual el comienzo de la obra, con una perfecta coreografía en la más absoluta oscuridad, con los móviles de los personajes como únicas luces "bailando" por el escenario. 



Un interesante montaje, muy original en muchos aspectos (tanto estéticos como de guión) que nos muestra muy a las claras lo desencantados que se encuentran los jóvenes hoy en día, pero que podría ser ampliable a cualquier franja de edad (pensionistas, trabajadores...). Una cruda y desnuda visión de lo que somos y en lo que podemos llegar a convertirnos al estar en comunidad, tanto para lo bueno como para lo malo.


-----------------------------------------------------------------------

Escoria
Teatro: Nave 73
Dirección: Calle Palos de la frontera 5
Fechas: Viernes 20:00.
Entradas: Desde 12€ en nave73. Hasta el 30 de Marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM