Teatro: "El tratamiento" en El Pavón Teatro Kamikaze

Esbozos, bocetos, ideas, creaciones que desearías compartir pero quizá nunca lleguen a materializarse. Personas creativas, con trabajos, proyectos traspapelados en escritorios, guardados en cajones que incluso el propio autor ya olvidó con el paso del tiempo, son la norma en una sociedad que rutiniza y normativiza hasta los sueños, donde tendemos a normalizar la situación y a entender que únicamente podemos aspirar a trabajar en un lugar que nunca soñamos o invertir nuestro tiempo de ocio en actividades que no nos llenan ni nos hacen realmente felices.





Lo cierto es que hay personas que consiguen llegar, que logran plasmar sus ideas, aún más, que su trabajo se vea laureado. En ese caso ¿Por qué motivo lo han conseguido? ¿Acaso se han dejado su esencia en el camino? Y lo que se ha plasmado finalmente ¿es una prolongación más de su orgullo y de su alter ego, que una abstracción de su idea inicial?



Lo que se esconde detrás del cine, de todas esas películas que vemos pero que nunca alcanzaremos a saber qué ocurre detrás de la vida de cada actor, cada director o más aún de las personas que no salen en los créditos por mucho que nos metamos en la historia o por tanto que nos hagan sentir. El esfuerzo, las frustraciones, que no vemos en la pantalla de cine podremos sentirlas gracias a "El tratamiento". Esta obra supone un guiño del autor al mundo del cine, con el que el autor está tan estrechamente relacionado.



Pablo Remón, autor y director de la obra, conocido por sus múltiples trabajos escénicos y premios, como "La abducción de Luis Guzmán", "Muladar" o "40 años de paz". En los últimos años ha escrito algunos de los más interesantes guiones cinematográficos de nuestro país, entre los que destacan "Casual day", "Cinco metros cuadrados" o la maravillosa "No se decir adiós", con tres nominaciones a los Goya. En este texto nos presenta una obra donde todos los elementos encajan a la perfección, contado en un lenguaje exquisito, sin frenos ni cortapisas.
Tan pronto nos hará reír a carcajadas como inmediatamente, sin pudor alguno, nos sumergirá en una melancolía desgarrada. Una montaña rusa de emociones y sentimientos que nos mantendrá con la piel de gallina en todo momento.



Este juego de emociones, de humor puramente inteligente que cada vez tenemos menos oportunidad de disfrutar, no podía tener mejor elenco interpretativo posible. Una obra que podría ser la vida del propio Remón representada con absoluta maestría por uno de los personajes que más adelante les contaremos. Gracias a La Abducción y Buxman Producciones, pudimos disfrutar de esta obra construida en tres partes ( "El futuro del cine español", "El hundimiento del Titanic" y "Cartas desde el mar Egeo") que nos hará reír hasta llorar desde el humor más inteligente.



Martín, un cineasta frustrado que trabaja dando clases de guión y que hace mucho que sólo escribe telepromociones para vender electrodomésticos, pero también es el alma de varios personajes en la búsqueda de un sueño, nos relatará su historia con un cariz cinematográfico. En definitiva, un guionista que se gana la vida como profesor de guión pero con un sueño que según va pasando el tiempo parece no cumplirse hasta que un día parece que alguien confía en él y decide rodar su película, solo que con algo que otro cambio inesperado que desconcertará a Martín.



Una obra coral compuesta por las actuaciones sobresalientes de Bárbara Lennie, a la que pudimos ver en la angustiosa y sobrecogedora "La clausura del amor" en el propio Pavón Teatro Kamikaze. En este montaje la veremos interpretar a varios personajes, todos ellos con una frescura y una interpretación que roza la genialidad, como nos tiene acostumbrados (tanto en teatro como en cine), es divertida de un modo grácil y sencillo, pero en cuestión de instantes se convertirá en narradora de historias en tercera persona de las cuales se tornará espectadora.  



Todo ello sin que los giros sean bruscos o demasiado latentes. Nos enternecerá con su compañero de reparto Francesco Carril que aunque hombre de teatro le hemos podido ver en varias películas como "La reconquista" dirigida por Jonás Trueba, de existir un protagonista en esta puesta en escena es sin duda Martín, que nos relatará su anhelo de rodar una película, recordando su pasado y algunos pasajes que le marcaron cuando era niño, como si de un film se tratase.



Un papel que conecta de manera única con el resto de personajes representando escenas absolutamente atrayentes junto con Emilio Tomé, quien en 2013 funda la compañía La Abducción, con quien interpreta, entre otras "Los Mariachis", escritas y dirigidas por Pablo Remón.
Tomé hará las veces de un peculiar alumno de guión, una de las intervenciones más cómicas de la obra junto con Francisco Reyes. Ambos interpretarán también a dos de los personajes que componen la película de Martín, dando lugar a situaciones hilarantes ya que Reyes saca su lado más cómico sin perder ninguno de ellos la esencia de lo que Remón nos quiere contar, que cada instante en la existencia es importante desde un punto de vista existencialista sin tener por ello que darle una perspectiva dramática.



Ana Alonso, a la que vimos en la interesante y potente "40 años de paz" dirigida por Pablo Remón, es la templanza y la mesura a lo largo de la función que junto con la frescura de Lennie estructura una simbiosis perfecta, una hora y treinta minutos de recuerdos, añoranzas, humor inteligente, sin olvidarse de los acontecimientos que marcaron una vida.



La escenografía, de la mano de Mónica Boromello, llama la atención desde el primer instante, que justo al trabajo de David Benito a cargo de la iluminación, hacen de esta una maravillosa función, con un elenco de excepción que ya está siendo un éxito. Todo parece diseñado de forma casi artesanal, para que encaje en el tono y a la vez pase como un elemento más por el que quedarse prendados. Un elemento más para una creación redonda.
  


Una obra así no debería dejar la escena, debería acompañarnos para enseñarnos continuamente lo necesario que es reír mientras se disfruta de un montaje en el que todo encaja a la perfección, en el que nos quedamos prendados desde el primer instante.
No se duerman en los laureles, no pierdan la oportunidad de sentirse atraídos por esta función que nos dará a conocer el misterioso mundo del cine, aunque en realidad nos habla de nosotros mismos, de los miedos y las vértigos que cualquiera puede tener ante los sueños que se van quedando por el camino. 
---------------------------------------------------------------------------------
El Tratamiento
Teatro: Pavón Teatro Kamikaze
Dirección: Cea Embajadores 9
Fechas: Miércoles a Viernes a las 20:30 Sábados y Domingos 19:00. Martes 3 de Abril a las 20:30.
Entradas: Desde 19€ en TeatroKamikaze . Hasta el 8 de Abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM

@templatesyard