Teatro: "Animales Heridos" en el Teatro Lara

Cuando se combina una genialidad de texto, dos actores que saben cómo hacerte llegar, una  dirección magistral, una selección musical exquisita, una escenografía original e innovadora y un gran cuadro de luces, el resultado únicamente puede ser una gran tarde de teatro. 
Animales heridos, escrita y dirigida por Mariano Rochman e interpretada por Marta Cuenca y Víctor Anciones, nos mete de lleno en la complejidad que supone enfrentarte a tu pasado y descubrir qué ocurre cuando decides volver a la vida de la que decidiste huir.  



Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una obra de este estilo en una sala off. De una obra sensible, que poco a poco se te va metiendo dentro por cómo está contada, desde el cariño, desde el sentimiento y la melancolía, desde el rechazo al presente y la vuelta a lo que fue el pasado, un pasado no deseado que se convierte en un presente necesario, un presente necesario para salvar un pasado rechazado pero que condiciona un presente lleno de arrepentimientos, y todo ello en búsqueda de la verdad que uno tiene dentro, la verdad que empieza en nuestras raíces y que más de uno busca por necesidad en algún momento de su vida.

Román es un psicólogo cansado de la vida en la ciudad que, por motivos personales, decide volver al lugar del que partió nueve años atrás movido por la necesidad de emprender una nueva vida. Al marcharse, decidió romper con todos los lazos emocionales que lo ataban sin tener en cuenta las consecuencias y los sentimientos que esto podía generar sobre las personas que más le querían y que formaban parte de su vida. ¿Falta de valentía y egoísmo o coraje y decisión para tomar las riendas de su propio destino? Ése es precisamente el conflicto al que tiene que enfrentarse .

Motivado por un cambio radical en su vida actual y por la necesidad de romper con su presente una vez más, Román decide, sin saber muy bien por qué, volver a su lugar de origen para encontrar una explicación al porqué de su pasado y, cómo no, también al porqué de su presente. Es, sobre todo, a través del reencuentro con las mujeres de su pasado, como debe ir enfrentándose a su vida anterior. Esto lo lleva a intentar analizar, desde su perspectiva más profesional de psicólogo, los cambios y frustraciones mentales que está experimentando. Y es que, es complicado enfrentarse a un pasado cuando tú no eres la misma persona pero lo demás está tal y como lo dejaste y como recordabas. A través de simulación de escenas y vivencias con los distintos personajes con los que se va cruzando y reencontrando, se pondrá de manifiesto el ideal de cómo deberían haber sido las situaciones no para él, que decidió huir, sino para las personas que se quedaron esperándole. Esto, le ayudará a entender en cierto modo lo que ocasionó en los demás su marcha, pero a su vez condicionará su propio perdón por haberlo hecho. 


Hay que agradecer la genialidad del texto a Mariano Rochman, actor, director, dramaturgo y productor de origen argentino. Mariano plasma en Animales Heridos experiencias de su propia vida y a pesar de no ser una obra autobiográfica, ha conseguido dotarla de una gran dosis de realidad, credibilidad y ha sabido transmitir perfectamente a los actores la verdad de su texto. Mariano empezó su carrera en Buenos Aires pero llegó a Madrid en 2002 donde continuó su formación artística. A día, ha compuesto al menos ocho piezas teatrales, en las que, habla sobre todo, de la complejidad del ser humano. 



Marta Cuenca es la intérprete femenina de Animales Heridos. Actriz, cuentacuentos y docente teatral, con experiencia en producción y asistencia de dirección teatral, Marta ha estudiado actuación y danza en Madrid, Galicia, Orvieto (Italia) y Buenos Aires. 

En esta obra, sorprende al espectador por su habilidad para vaciar la mochila de un personaje para, al minuto, haber cargado la de otro y por su capacidad para saltar de un estado anímico a otro, porque, como adelantaba al inicio, Marta, interpreta a las mujeres que han pasado por la vida de Román con una amplia capacidad camaleónica que, acompañada por recursos teatrales como tenues cambios de luz y de música, hacen que el espectador no pueda apartar la mirada del escenario. Con pequeñas modificaciones en su corporalidad y la modulación de su voz es capaz de transmitir grandes cosas desde la perspectiva de cada una de estas mujeres: el sentimiento que supone el reencuentro con la persona a la que más se quiere, la emoción que predomina tras el recuerdo del pasado, el sentimiento actual hacia el personaje y las frustraciones que en su recuerdo, dejó su partida. Hay que alabar también el gran trabajo interpretativo y de dirección que hay detrás de todo esto y que ha hecho que Marta, a través de los personajes que interpreta, llegue al espectador con mucha credibilidad. Además es un gusto poder disfrutar de todo este trabajo tan de cerca en la sala off del Lara.



Pero si el trabajo de Marta es brutal, el de su compañero Víctor Anciones, no se queda atrás. Víctor es licenciado en interpretación por la RESAD en Madrid y, desde 2005, ha trabajado en varios proyectos teatrales y televisivos, moviéndose por teatros como el Español o el Marquina, entre otros. Además, ha hecho apariciones en series conocidas por todos como Cuéntame cómo pasó o Centro Médico. 
Si bien es verdad, que él no puede mostrarnos esa capacidad camaleónica de la que hablaba antes sobre la interpretación Marta, puesto que, únicamente, se pone en la piel de Román, sí podemos decir que su trabajo como actor en esta obra va in crescendo. La evolución que sufre, las distintas situaciones a las que se tiene que enfrentar, la doble moral contra la que tiene que luchar y la defensa constante de su persona, hacen que nos veamos, en muchas ocasiones, reflejados en sus comportamientos y sus decisiones. Víctor, con su gran trabajo, permite que nos pongamos en la piel de Román a la hora de enfrentarse a los incuestionables argumentos que se lanzan contra él y que seamos capaz de entender lo que pasa por la cabeza del personaje. En resumen, una muy buena interpretación con una no peor dirección y compañía que hace que, sobre las tablas, se vea a un actor cómodo, seguro y con una profesionalidad sublime.




Cómo también adelantaba al principio, la puesta en escena se complementa y empaca perfectamente con los recursos escénicos que incluyen el plano de luces y  la escenografía. Sin opulencias pero con mucha imaginación, han conseguido que con unos cuantos moldes de madera y cambios en la orientación, color e intensidad de la luz, el espectador sea capaz de viajar por las distintas escenas en las que discurre la historia: una discoteca, un salón de una casa o una panadería. Además, en esto también hay que destacar el gran trabajo que supone que el cambio de escenografía corra por cuenta de los actores mientras se desarrolla la trama, lo cual está perfectamente integrado y se evitan así largos oscuros que puedan suponer la pérdida del ritmo o que el espectador pierda el hilo de la historia.



Lo que cabría destacar del conjunto de toda esta compañía, cuya producción va de la mano de Doble Sentido Producciones, es el gran y duro trabajo que hay detrás de esta hora y media de obra y que, sin lugar a dudas, los actores han sabido plasmar. 

Porque, cuando uno va al teatro y se olvida de que está en el teatro, es cuando se ha conseguido el objetivo de verdad. 

No recomendar esta obra, sería dejar que la gente se perdiera una oportunidad estupenda de ver, muy de cerca, teatro del bueno, de estar pegado a la butaca tratando de entender y predecir lo que va a ocurrir y de reflexionar sobre la naturaleza y la complejidad de las emociones del ser humano.  Porque cuando te muestran las dos perspectivas de una misma situación resulta complicado decidir cuál es la correcta. 

 ---------------------------------------

Animales Heridos
Teatro: Teatro Lara; Sala Lola Membrives
Dirección: Corredera Baja de San Pablo 15
Fechas: Jueves a las 20:15

Entradas: Desde 12 € en Teatro LaraAtrápalo. Hasta el 19 de abril.




Mi agradecimiento a Ana Caño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM