Teatro: "Todos" en el Teatro Lara

Hay muchas películas, obras de teatro o libros, que ya me tienen posicionado como fan antes de verlas o leerlas. Por ejemplo, si en una peli sale un dragón, me daría igual que fuera más lenta que un film de Tarkovsky, porque la disfrutaría igualmente. Me pasa lo mismo con las premisas del tipo "reunión de amigos con vidas desmoronadas". No hay una sola obra con esta premisa que no me haya encantado y en el caso de Todos no iba a ser menos.



Otro punto a favor de Todos es que viene con dirección y texto de Queralt Riera, cuyo trabajo pude ver hace unos meses en los Teatros Luchana con la obra No love no sex. Si la primera vez consiguió hacerme reír a través de una crisis de pareja desde la perspectiva de un pene y una vagina, con Todos ha conseguido algo totalmente distinto y no es porque la obra no tuviera momentos de humor, pero navega en otra dirección totalmente distinta respecto a su predecesora.



Todos gira en torno a unos amigos que se reúnen para celebrar el cumpleaños de Charly, quien falleció hace unos meses. A lo largo de la velada, los personajes recuerdan su relación con el fallecido, le dedican unas palabras y salen a relucir temas que llevaban años callando. 

Como sucede en todo este tipo de obras, los personajes pasan por numerosas fases. Cada uno de ellos funciona como una cebolla que conforme se acerca el final van quitándose capas con las que intentarán hacerte llorar. Pero no te preocupes por la lágrima fácil, porque Todos no es un drama de Bayona y a pesar de que todo gire en torno a la muerte, se alivia la carga dramática con otros muchos temas.




Si hay algo que me gustó de la obra es que la directora se ha propuesto un difícil reto del que ha salido airosa: dirigir a ocho actores que siempre están presentes en un escenario. Es muy complicado  el hecho de que los personajes siempre estén aportando algo, aunque ellos no sean el centro de la acción en todo momento. Al margen de eso, tiene un ritmo in crescendo bastante bueno gracias a escenas muy potentes y a un hilo conductor muy útil (las grabaciones en vídeo a Charly) para avanzar en la trama.

La obra se ha calificado como una comedia romántica musical, aunque personalmente difiero ya que los momentos dramáticos superaban en gran medida a los cómicos. Eso sí, que una obra tenga música en directo siempre suma puntos y además aquí contaban con grandes voces como la de Erika Bleda, una actriz que se nota que viene del ámbito musical.




Al igual que me pasó con otra obra similar (Nosotros no nos mataremos con pistolas), he disfrutado mucho con Todos, no tanto por la historia, que es un argumento ya visto en otras ocasiones, sino por el gran desarrollo de personajes y por esos pequeños detalles que hacen que veas reflejado tu grupo de amigos al suyo. Además, cada personaje tiene una personalidad muy diferente, por lo que es más fácil empatizar con ellos. Personalmente, la hermana de Charly (Erika Bleda) y el personaje interpretado por Yara Puebla me parecieron las más entrañables.

Sin más, quiero dar la enhorabuena a Queralt por este triple salto mortal con el que ha conseguido crear un universo cercano, recordarnos que estamos en este mundo de paso e incitarnos a vivir la vida que queríamos. 




-------------------------------------------------------------------------------------

Todos

Teatro Lara: calle Corredera Baja de San Pablo, 15 (Sala Lola Membrives)
Fechas: 21 de febrero a las 22:30 
Entradas: desde 10€ por Teatro Lara


No hay comentarios:

Publicar un comentario