Teatro: "Inestables" en Teatros Luchana


¿Hasta donde estarías dispuesto a llegar para alcanzar el sueño de vida? algo por lo que has estado luchando toda tu vida, de repente, se te pone a tiro. ¿Qué estarías dispuesto a sacrificar para lograrlo? ¿Qué acciones serías capaz de hacer? ¿Qué reglas estarías dispuesto a saltarte? La vida te puede cambiar en un fin de semana, pero... ¿Estás dispuesto a pagar el precio?








En esta sociedad tan individualista, en la que lo único importante es aparentar ser el mejor, estar en la cresta de la ola en todo momento e intentar competir en todo con el que tienes enfrente, las personas con escrúpulos son carne de cañón. En una continua competición por superar lo que hace nuestro semejante, las propias empresas sirven de gasolina a esta vorágine de ambición, provocando a sus empleados para que hagan "lo que sea" por alcanzar sus objetivos, en caso contrario su futuro se tornará de menos apetecible...


Esta propuesta es un thriller claustrofóbico en el que se muestra de forma descarnada y directa esta lucha por conseguir los objetivos laborales a toda costa. Nos enseña, de manera directa y sin edulcorantes, las entrañas del mundo empresarial más ruin, en el que la lucha por conseguir un puesto es el único objetivo en las vidas de los empleados. Las diferencias entre ascender o quedar fuera de la rueda son abismales, de repente puedes quedar fuera del foco, del star system, para que eso no suceda debes estar dispuesto a lo que sea, hasta a vender tu alma al diablo.



El artífice de esta ácida crítica a esta sociedad tan competitiva es Carlos Zamarriego, autor y director de la obra. Habitual de las salas off del circuito madrileño, debutó en Málaga con su obra "Historias con H". Desde entonces ha estrenado varias obras, como "El escritor" o "Cuida de la familia", pero fue con su último montaje, la maravillosa e inquietante "Anoche soñé que me soñabas" con la que le llegó el reconocimiento, estando durante tres meses ininterrumpidos en La Nao8.

Junto a él, Edu Díaz se encarga de la produccíon. Actor y productor, ha participado en la producción de éxitos como "Sole Sola", "El tren de las 22:27" o "Amores minúsculos" (uno de los mayores éxitos de los últimos tiempos en el off madrileño).




Para Zamarriego "la obra nace, como casi todas las buenas ideas, de una conversación en un bar. Fue entre cerveza y cerveza con un actor, donde encontré el deseo de explorar el lado más oculto de la violencia. No hablábamos de la violencia física o explícita, a la que estamos inmunizados. Ni siquiera a la psicológica. Hablamos de la violencia cotidiana, la que te impone la sociedad entre expectativas creadas y el miedo al fracaso. Esa violencia soterrada que nos empuja a crecer por encima de nuestras posibilidades y del resto de personas. Una violencia aún más trágica en esta época de inestabilidad, en la que los que tienen pueden aún más que los que no tienen. Un tema que no podía dejar escapar".



En esta nueva obra, el autor mantiene algunas de las señas de identidad que marcaron su anterior trabajo. Un ambiente claustrofóbico, en el que todo se va mostrando parcialmente, sin necesidad de mostrarse totalmente para mantener la trama en un punto de continua tensión. Sin llegar a los límites de angustia psicológica a la que nos sometió en la Nao8, en este nuevo proyecto nos va acorralando poco a poco, cerrando las salidas, vallando los caminos, para conducirnos a un callejón sin salida en el que nos vemos acorralados, y en el que nos defenderemos como gato panza arriba.



Para esta angustiosa trama Zamarriego cuenta con uno de sus cómplices de confianza, Edgar Costas, actor que ya participó en sus obras "El escritor" y "Anoche soñé que me soñabas". El actor gallego ha participado en varios montajes teatrales (es fundador del grupo Skene Teatro) tanto en Galicia como en Madrid, y también ha participado en series de televisión como "Apaches", "Centro médico" o "Víctor Ros". En este montaje da vida a un sórdido personaje, que de entrada odiamos pero poco a poco vamos descubriendo sus debilidades. Un personaje con muchos matices, que recorre una infinidad de sentimientos y estados de ánimo a lo largo de la historia.

Junto a él, en el papel de la chica que se presenta al ascenso, Blanca Jara se va descomponiendo poco a poco mientras es acorralada por la situación. Un papel que va ahogando al personaje que interpreta Jara, se va quedando sin salidas para escapar de esa habitación de hotel que la tiene secuestrada. Actriz de carrera fulgurante, ha participado en series de televisión ("Gran reserva (el origen)", "Aprendiendo a vivir"), cine ("Te esperaré", "La conjura de El Escorial" o "Vete de mi") y cerca de una decena de montajes teatrales ("Los ochenta son nuestros", "Mort" o el microteatro "La distancia entre tus ojos y los míos" de Zamarriego).

Junto a ellos, pero sin aparecer en escena, Manuel de Blas colabora dando vida a la voz que representa a la empresa, con momentos crueles y que marcan la poca sensibilidad del "ente empresarial".




Noelia (Blanca Jara) está ante la oportunidad de su vida. Puede ascender dentro de su empresa y pasar a ganar un millón de euros, pero para eso debe ser evaluada por un maquiavélico miembro de la empresa. Este es el punto de partido y eje principal de la trama, que va tornándose en una historia que acaba evaluando las vidas de los dos personajes, de la propia empresa e incluso de la sociedad en la que vivimos. En un fin de semana, ambos personajes se van desnudando ante nosotros, en un duelo en el que solo puede quedar uno, ya que a la empresa sólo le interesan las personas capaces de cualquier cosa por el bien común....de la empresa, claro. 



Con una sencilla escenografía (muy del estilo de sus anteriores montajes), la escena se traslada a ambos lados del espacio escénico, convirtiendo los aledaños del escenario en estancias de la habitación. Un sofá y una mesa, un par de perchas y una mesa con una máquina de café es todo lo que necesita el autor para crear el ambiente claustrofóbico y angustioso que desprende el montaje.  

Fundamental, ante una escena tan desnuda, la iluminación diseñada por Matyssa Pérez Santos, creando infinidad de ambientes distintos, capaz de atraparnos, hacernos sentir en un espacio neutro o en un interrogatorio.






Un montaje muy interesante que nos hace reflexionar sobre la vorágine a la que nos conduce el capitalismo, el consumismo, las grandes empresas, capaces de cualquier cosa por conseguir sus objetivos. Un texto pulido con cincel para pulir cada detalle, que nada se muestre antes de que sea necesario, todo para dejarnos tiempo a analizar todo lo que ocurre en escena, para ponernos en la piel de los personajes, para saber hasta donde estaríamos dispuestos a llegar por conseguir nuestros sueños, por saber cual es nuestro precio.

--------------------------------------------------------------------------------------

Inestables
Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38
Fechas: Domingos a las 18:15.
Entradas: Desde 8€ en teatrosluchana, atrapaloentradas.com, ticketea. Hasta el 11 de Marzo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario