Teatro: "Play Out, muriendo de éxito" en los Teatros Luchana

Desde que tenemos uso de razón, nuestros progenitores han intentando guiarnos por el buen camino con expresiones como "antes se pilla a un mentiroso que un cojo". Incluso Aristóteles nos advertía siglos atrás: "El castigo del embustero es no ser creído, aún cuando diga la verdad". Sin embargo, los consejos de padres y filósofos poco importan en esta obra articulada en torno a una mentira que se escapa del control de sus protagonistas. Pero Play Out, muriendo de éxito no es solo una comedia de engaños, sino la disección de una crisis de pareja.



No es la primera vez que el dúo compuesto por Lola Baldrich y Gorka Mínguez se suben a un escenario juntos, ya que en 2016 también abordaron los conflictos domésticos desde una perspectiva cómica en La guerra del sofá. En esta ocasión, se suma Diego Pérez, un habitual del programa Vaya semanita

Play Out comienza con la crisis creativa de un escritor, Carlos, quien la afronta jugando a la Play Station (de ahí el título). Esta inmersión en la videoconsola provoca constantes discusiones con su mujer, Nora, que hace todo lo posible porque Carlos vuelva a retomar la escritura con la ayuda de un amigo, Koldo. Sin embargo, la carrera del escritor da un vuelco inesperado cuando este sufre un accidente que hace que su fama ascienda repentinamente.



El texto de Teresa Calo, dramaturga y codirectora junto a Gorka Mínguez, pretendía llevar al límite a tres personajes que nunca se podrían imaginar en una situación tan surrealista. Por una parte, son conscientes de la estafa que están llevando a cabo, pero por otra, se niegan a "resucitar" a un personaje, cuyo mayo éxito de su carrera ha sido su propia muerte. 

La trama esperpéntica tiene ese toque berlanguiano que consigue que nos ríamos de la desgracia ajena, pero a la vez nos sorprendamos con la picaresca de sus protagonistas. El drama que debe afrontar Carlos es la tragedia que tienen que abordar millones de personas que dudan de sí mismas, que se plantean si son capaces de alcanzar su sueños y que finalmente, la apatía se apodera de ellos, hasta que finalmente desisten. En ese sentido, no es difícil empatizar con la crisis personal de Carlos, pero todavía lo tenemos más fácil con Nora, la verdadera protagonista de la obra que tiene el debate interno más complejo de la obra, ya que tiene que elegir entre vivir con el éxito de su "difunta" pareja o disfrutar de una vida normal con ella.




Aunque Play Out, muriendo de éxito nos habla de ese miedo al fracaso del autor, pero también nos ofrece el reverso: una masa idiotizada de consumidores que ensalzan a un escritor por el mero hecho de haber fallecido de forma repentina. A su vez, esta sátira del éxito también nos habla de cómo el valor del arte y la creatividad se anulan frente al factor de las ventas. Un discurso que cobra mucho sentido en una era en la que las redes sociales contribuyen a esa importancia de cuidar el envoltorio y desatender el verdadero valor interior.

El montaje de la obra es realmente bueno. La escenografia está bastante lograda y los cambios de escenario están muy bien planteados. Además, su corta duración y los constantes giros hacen que la trama no se haga densa en ningún momento. En el apartado actoral sobresale Lola Baldrich y eso también se debe a que su personaje es el más interesante.




En Play Out, muriendo de éxito, no encontrarás humor de chascarrillo fácil, ni te reirás a carcajadas. Es más, probablemente, tan solo consiga hacer que sonrías en alguna ocasión, pero es que no se trata de una comedia al uso, sino de una historia que volverá a recordarte que la mentira, que padres y filósofos te enseñaron a evitar, es algo muy relativo.


--------------------------------------------------------------



Play Out, muriendo de éxito

Teatros Luchana: Calle de Luchana, 38
Fechas: 14, 20 y 27 de enero
Entradas: desde 10€ por Atrápalo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUTACA DE PRIMERA EN INSTAGRAM