Teatro: "Compañía en alta mar" en el Teatro de las aguas


Las relaciones que pasan en alta mar se quedan en alta mar... Los espacios reducidos y sin posibles escapatorias son muy propicios para comedias de enredo, en los que la propia localización favorece las situaciones extremas, en las que se "obliga" a momentos incómodos que acaban en situaciones de lo más surrealista. Esta es la historia de un crucero de lo más peculiar, en lo que las situaciones más locas nos llevan a desenlaces de lo más insospechados.



Fernando Ramallo debuta como autor con este texto sobre la cruda realidad de la vida de los actores, en la que muchas veces se trabaja gratis esperando que llegue el dinero una vez que se cobre el bolo. Ramallo asume también la dirección y  unos de los papeles de esta comedia "golfa y macarra". El propio director habla de su obra implicando al público, "Me encanta porque la gente muchas veces viene con la copa y es para eso. Cuanto más tarde y más golfa mejor", dejando claro el talante que quiere transmitir con su propuesta. 




Ramallo, más conocido por sus interpretaciones en cine, no se ha prodigado mucho en teatro. Aún recordamos su papel en "Krampack" (una comedia gamberra muy del estilo de este debut como autor). Con más de una veintena de películas, entre las que destaca "Sexykiller", "Carreteras secundarias" o "Algunas chicas (doblan las piernas cuando hablan)". En los últimos años le hemos podido ver con más frecuencia sobre las tablas, en obras como "Un dios salvaje", "la noche del oso", "Madame Bovary" o "Solicitud de amistad pendiente". De larga trayectoria pese a su juventud, afronta este reto con un texto en el que se siente "cómodo".


Ramallo se rodea para esta aventura de actores a los que conoce bien y desde los que sabe todo lo que pueden dar. Eloi Yebra es, junto a Ramallo y Jordi Vilches, símbolo de una generación de actores que comenzaron muy jóvenes con comedias desenfrenadas. Actor polifacético, es conocido por sus papeles en películas como "La buena vida", "Barrio", "Carreteras secundarias" o más recientemente "3 bodas de más", en series como "La que se avecina", "Museo Coconut" o "Manolito Gafotas", ha participado en obras de teatro como "San Jordi, ahora más que nunca", "Poesía, bombo y caja" o pudimos verle en su monólogo "Soy rapero de gorra".

Junto a estos dos "gamberros" comparten elenco Sara Cobo, Carlos Pulido e Ismael Fritschi. Cobo, actriz y cantante mejicana, debutó en nuestro país en la serie "¿Qué fue de Jorge Sanz?", aunque saltó a la fama por su papel en la serie "Popland". Pulido tiene una larga trayectoria teatral, con trabajos tan destacados como "Plauto", "Tio Bob" o "El legado de Don Juan". Por último, Ismael Fritschi, actor muy televisivo que ha participado en series como "El ministerio del tiempo", "Tierra de lobos" o "Yo soy Bea", aunque también ha participado en películas como "Rec 4", "Al final todos mueren" o "Los Dalton contra Lucky Luke".



"Un crucero. Cinco actores animadores. El promotor, que no paga. Tito quiere a Andrea y le pide matrimonio. Andrea se fija en el promotor...

Aitor, un mimo completamente descoordinado. Jorge, actor, desencantado con todo y con todos. Camilo, el promotor. Mal hablado, golfo y tremendamente manipulador. ¿Un final inesperado? ¿Es un final o un comienzo? ¿Pobres desgraciados o héroes incomprendidos?

Gaviotas, muchas gaviotas y mucho mar..."

De esta forma tan surrealista nos presentan la obra, para que nos vayamos haciendo a la idea de que en este crucero puede pasar de todo. Un texto que nos muestra a las claras uno de los problemas que más acusa la profesión de los actores, las malas condiciones de trabajo. Trabajan gratis bajo la promesa de que cobrarán cuando el promotor cobre el siguiente bolo... En la obra, nos cuenta Ramallo, "como son unos anormales todos, entre ellos mismos se lían y se ve la desunión que hay entre los diferentes trabajadores para pedir algo, porque cada uno mira por sí mismo", algo que suele pasar, por desgracia, en casi todos los trabajos y ámbitos de la vida.



El texto, más allá de la envoltura de comedia de enredo, es una reflexión sobre la profesión del actor, sobre el amor, el destino y las relaciones socio-laborales en general, con puñaladas reivindicativas bien colocadas entre las risas.
Un grupo de peculiares personajes, que el texto sabe diferenciar y acotar de forma clara, se encuentran en un apacible crucero de placer que se acabará convirtiendo en una montaña rusa de sentimientos y situaciones de lo más rocambolescas. Humor llevado al límite para intentar hablar de temas muy serios.




En su segunda temporada, esta alocada comedia sigue cosechando éxitos, y ya han colgado el cartel de entradas agotadas en casi todas las representaciones. El feedback con el público parece evidente, y la obra sigue viento en popa, con unos espectadores que la llevan en volandas.

La obra nos muestra bien las claras todo lo que Ramallo nos transmite en cada entrevista y en cada interpretación: humor negro, macarra, cargado de acidez y mala leche, pero con un punto surrealista. A nadie engañará esta propuesta, que es la viva imagen de su autor. Comedia en estado puro para no terminar con el barco a la deriva....



----------------------------------------------------------------------------

Compañía en alta mar
Teatro: Teatro de las aguas
Dirección: Calle de las aguas 8
Fechas: De Viernes a las 20:30.
Entradas: Desde 7€ en teatrodelasaguasatrapalo


No hay comentarios:

Publicar un comentario