Teatro: "Malas hierbas", en el Teatro Lara


Llegamos al teatro, identificamos la obra que vamos a ver y nos encontramos con la siguiente pregunta escrita en un papel satinado: ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para no perder lo que más quieres? Nos deja pensativos, se nos viene a la cabeza todo lo que tenemos, lo más supérfluo y aquello otro que tanto nos costó conseguir, bien sea por esfuerzo económico o bien sea por sacrificio personal. ¿Hasta dónde llegaría yo? Con ese pensamiento en la cabeza, se apagan las luces y la obra da comienzo...




En un primer acercamiento a la obra, descubrimos que esta tiene una bonita historia detrás. Malas Hierbas es una adaptación moderna de "La Muralla", obra que dirigió Joaquín Calvo Sotelo y se estrenó allá por el año 1954 precisamente en el Teatro Lara. En aquellos años el Lara pasaba una grave crisis económica que le tenía al borde del cierre definitivo, pero trás el gran éxito cosechado por esta producción (estuvo en cartel más de 20 años! con cerca de 5.000 funciones y adaptación cinematográfica incluída), el Teatro Lara consiguió saldar deudas, sanear sus cuentas y volver a situarse como uno de los principales teatros de la ciudad de Madrid.




La Muralla trataba fundamentalmente sobre la restitución de los bienes mal adquiridos y supuso una fuerte crítica social a la sociedad de su época. Malas hierbas viene a rescatar ese tema de la apropiación de lo ajeno de forma ilícita, tan de actualidad en nuestra sociedad por culpa de los personajes corruptos con los que nos topamos todos los días a modo de bombardeo en telenoticias y prensa escrita de toda índole. Eso sí, Malas hierbas nos lo edulcora con un toque más actual y cómico, que siempre ayuda a llevar mejor las penas (o no?). Ambición, mucha ambición, amor o falso amor, poder o falso poder, y en definitivas cuentas, lo dificil que es renunciar a nuestros sueños. Con todo ello, bien aderezado, tenemos la receta para una excelente obra, Malas hierbas.  




Bajo la producción de 'La Escena y La Candela', Carlos Be escribe y dirige con gran maestría una comedia negra y ácida, en la que nos encontramos con la excelente interpretación de Carmen Mayordomo, Joan  Bentallé y Lidia Navarro, con papeles en los que dan vida al empresario estafador, corrupto y falso rico (Joan Bentallé), la ambiciosa y a la vez ridícula esposa del empresario (Carmen Mayordomo) y la amante para cerrar el esperpéntico triángulo amoroso (Lidia Navarro).
Maravillosos los tres, con momentos geniales que vienen a concluir el gran acierto obtenido en la elección de este elenco de actores. Especial mención para Carmen Mayordomo, que nos conquistó con su saber hacer sobre el escenario, con momentos tragicómicos excepcionales que nos llevamos en el recuerdo.




Una deliciosa escenografía, creada por Asier Sancho, que apasionada desde el primer vistazo, con un maravilloso chaise longue de los años 70 presidiendo la sala, chimenea apagada a un lado, y al fondo un gran ventanal que nos dejará solo imaginar la tenue luz de la ciudad.

En resumen, que la Sala Lola Membrives volvió a no defraudar, una trepidante obra que nos hizo pasar un buen rato (80 agradables minutos para ser más exactos) y que nos deja con ganas de más teatro fresco, cómico e inteligente, como este que nos regaló el genial Carlos Be.
Y es que con obras así no nos queda más que desear.. ¡Larga vida al Lara!


   

Malas hierbas
Teatro Lara (Sala Lola Membrives)
Calle Corredera Baja de San Pablo, 15
Horario: Domingos a las 18:15h (Sábados 23 y 30 de diciembre y sábado 6 de enero a las 19:15h)
Hasta el 28 de Enero de 2018.
Entradas en: Desde 12 euros en entradas.teatrolara.com