Teatro: "La fauna del poder" en Teatro Lara


La corrupción política es uno de los temas que, sin duda, más preocupan a la sociedad en estos momentos tan convulsos en los que nadie parece estar libre de culpa . Todas las estrategias que hacen los distintos grupos políticos para ganarse la confianza del ciudadano parece que se les olvidan en el mismo momento en el que adquieren un mínimo de notoriedad.  El poder corrompe, y todo el que consigue quedarse con un trozo del pastel ansía al segundo siguiente comerse el pastel entero.



La ibicenca Mar Gámez escribió el texto en el que se basa la obra en un taller de escritura teatral en la Universidad de Cinccinatti, durante el otoño de 2013, y se convirtió en algo premonitorio de lo que estaba a punto de pasar en nuestro país con la irrupción de Podemos en el tablero político. Cuando regresó a España, retomó este texto, que en ese momento no pasaba de unas treinta páginas, para convertirlo primero en una novela (Ediciones Lacre) y posteriormente en la pieza teatral que nos ocupa.



Para el montaje, Gámez se puso en manos de Diágoras Producciones, con Daniel Acebes en la dirección. Acostumbrados a montajes cómicos y musicales, este nuevo reto une sus dos temáticas predilectas. Después de comedias de éxito como "La sombra del tenorio",  "La hermosa fea" o "Enrique VIII" y musicales como "Goodbye España" o "El secreto de las mujeres", en este montaje introducen momentos musicales (de lo mejor de la obra) que sirven como pausa dentro del ritmo alocado de la comedia.




La historia se convierte en una comedia de enredo, con pinceladas de sátira política. La pieza se monta como una secuencia de escenas que se van enredando según avanza la obra, con clara inspiración en la estructura del teatro clásico, pero que en su resultado final se asemeja más a los ritmos de las comedias televisivas, muy marcado por las escenas cortas de desarrollo muy rápido y cortante. Una mezcla que nos mantiene dentro del argumento en todo momento, pese a la continua aparición de nuevos personajes que van aportando su granito de arena al enredo final.






El montaje gira entorno a la figura del presidente del Gobierno, interpretado por Carlos Manuel Díaz, un personaje que se mueve como pez en el agua desde su postura de poder, pero que prioriza sus intereses personales por encima de los ciudadanos. El actor compagina sus trabajos en cine, televisión y teatro. Ha participado en series como "Sin tetas no hay paraíso", "La que se avecina" o "Tierra de Lobos", películas como "Libertarias", "El concursante", "La voz dormida" o "El hombre de las mariposas" (por la que fue nominado al Goya) y en montajes teatrales como "Tartufo", "La duda" o "Los hombres no mienten".






El contrapunto al presidente lo pone Gabriel García en el papel del Vicepresidente, un hombre centrado en el partido, que se desvive por el presidente, su lugarteniente para que no meta la pata (al menos no más de lo estrictamente necesario) y cumpla con las líneas trazadas por el partido sin dejarse embaucar por la oposición. Estos dos personajes marcan en el desarrollo de la obra, en sus papeles de bufón alocado y desmedido (el presidente), acompañado por su particular pepito grillo que no deja de indicarle lo que debe hacer en todo momento (el vicepresidente). 





La persona que trae de cabeza a estos dos personajes no es otra que la jefa de la oposición, interpretada por Susana Garrote. Actriz de gran recorrido, ha participado en series como "Sin identidad", "Águila roja", B&B" o "Vidas y mentiras", y en más de una veintena de montajes teatrales, entre los que destacan " La hermosa fea", "El secreto de las mujeres"(ambas de Diágoras Producciones), "El burgués gentil hombre" o "El casting". En este caso su papel gira entorno al doble juego que se trae con el presidente del gobierno, para poder conseguir sus objetivos mientras se deja seducir....



En plena crisis y con el bipartidismo incumpliendo sus promesas, aparece un partido que promete cambiarlo todo (una clara similitud con Podemos, aunque no existía cuando se escribió el texto). Este nuevo partido se frota las manos mientras sus adversarios se desploman en las encuestas. Jesús Teyssiere y Alejandra Mayo encarnan a los dos "salvapatrias", capaces de decir todo aquello que la gente quiere oir con tal de llegar al poder, populistas en toda regla. Ambos van tomando caminos muy distintos a lo largo de la obra, caminos que les alejarán de sus principios iniciales (que no de sus objetivos).

Completan el reparto el propio Daniel Acebes (director de la obra), en el papel de mayordomo del presidente, que hace de maestro de ceremonias durante toda la obra, y Sagra Mielgo que pese a sus papeles secundarios se convierte en pieza fundamental del montaje al ser la encargada de los brillantes momentos musicales. Dos papeles que se plantean como anecdóticos en la trama se convierten en los elementos vertebradores de la misma, tanto por el lugar que ocupan (maestro de ceremonias y cantante que marca las diferentes escenas) como por la calidad de sus interpretaciones (convirtiéndose en los "elementos" más destacables del montaje).



La crisis del bipartidismo y de la política en general es el principal tema que aborda este montaje, en el que los políticos en ningún momento miran por el bien común de aquellos que les votaron, solamente se preocupan por sus propios intereses. Como toda comedia, en la que se lleva todo al extremo, los personajes son muy caricatura extrema de personajes muy reconocibles de la política actual. La política, que parte como tema principal de la obra, se diluye al mismo ritmo que se agranda la comedia de enredo basada en las relaciones personales entre los protagonistas.





Con un ritmo muy secuenciado, en el que las aceleradas escenas se entremezclan con los momentos de pausa (tanto las intervenciones del mayordomo como, sobre todo, los momentos musicales) que nos marcan el devenir del montaje. Esta manera de encapsular las escenas nos permite tener unos momentos para digerir cada uno de los líos en los que se van metiendo los personajes.

Si a este montaje tan televisivo le sumamos que la temática es de absoluta actualidad no nos queda más que decir, estamos ante una obra de su tiempo, con formato y personajes dignos de cualquier serie de la parrilla televisiva. Una comedia entretenida en la que el propio desarrollo tan alocado de las escenas nos pierde parte del interés por lo que cuenta, centrándolo más en la escena en si misma.

------------------------------------------------------------------------------

La fauna del poder
Teatro: Teatro Lara
Dirección: Corredera baja de San Pablo
Fechas: Miércoles 22:15
Entradas: Desde 12€ en teatrolaraatrapaloticketea . Hasta el 17 de Enero