viernes, 1 de septiembre de 2017

Teatro: 'Gigantes, el musical' en el Teatro Lara

Actores con mucho arte, humor a raudales y un homenaje a la música española desde los 40 a la actualidad son los ingredientes de Gigantes, el musical, el show de Saltantes Teatro. Da igual si no eres un amante de las divas españolas o no te van las batas de cola porque estos "gigantes" te van a entretener a lo largo de hora y cuarto, y van a hacer todo lo posible por sacarte una carcajada. De hecho, a ellos también se les escapa más de una risotada incontrolable. Algo lógico, teniendo en cuenta lo difícil que es guardar la compostura en este musical que más que romper la cuarta pared, la hace añicos.



Desde el minuto cero, estarás dentro de la obra porque tú formas parte de ella. Un amable hombre nos explica que la compañía ha sufrido un incidente en el camino y de paso, nos relata su drama personal. Aunque el verdadero caos lo viven las sastras, que desesperadas ante la tardanza de la compañía, y aprovechando que hay público frente a ellas, no dudan en sacar a relucir todos sus pensamientos y enfundarse en las vestimentas de los actores.

Si la obra no deja que estés serio durante un solo minuto, se debe al entusiasmo que le ponen Nerea Vázquez, Fernando Hevia y Yasmin Sadeghi en sus roles. Todos tienen mucha química, especialmente la pareja de chicas protagonistas, en cuyos rifirrafes asistimos a una lucha entre las dos Españas. 




Aunque la obra esté ambientada en la actualidad, nos remite a temas del pasado que todavía resuenan en pleno 2017 como el rol de la mujer en el mundo del espectáculo o las circunstancias adversas a las que tienen que hacer frente las compañías de teatro. Gigantes también aprovecha su historia para mostrarnos el reverso del mundo del espectáculo a través de dos encargadas de vestuario, que están relegadas a un segundo plano por los artistas. Estas mujeres representan a todas aquellas personas que han estado en el anonimato y han sido eclipsadas por el star-system. No hace falta remontarnos a los años 40 para hablar de un mundo del espectáculo que únicamente visibiliza a estrellas de renombre.




Lo mejor de ir a Gigantes, el musical es que aunque vayas por segunda vez, volverás a reírte con cosas nuevas, ya que los protagonistas sacan al público al escenario en todo momento, regalándonos grandes momentos como una coreografía de cuatro hombres con una fregona. Por cierto, si no quieres acabar participando como intérprete en la obra, no te pongas en primera fila porque es muy probable que las protagonistas opinen de tu vestuario, te saquen a bailar o te pregunten tu opinión acerca de diversos temas. 




El apartado musical también hace que la nota de la obra suba considerablemente, ya que hacen un recorrido por la historia de la música española con canciones como Estando contigo, La bien pagá, Fumando espero o Mujer contra mujer. Solo por escuchar esos temas en directo ya has amortizado la entrada.

En cuanto a la parte mejorable, he de reconocer que Gigantes podía ser más gigante aún con una parte narrativa más elaborada. Como entretenimiento cumple su cometido al 100%. Hacen que el público se lo pase de maravilla y el equipo es bastante bueno, pero lo que podía haber sido una gran historia de pasiones silenciadas es eclipsado por el propio espectáculo, que relega la historia a un segundo plano. 

Realmente, el musical no tiene apenas un desarrollo narrativo tal y gana con creces la parte del espectáculo. Hay ocasiones en las que salen a relucir temas muy interesantes como la importancia de la Mujer de la Escena Española en la lucha de los derechos LGBTI, pero se acaban difuminando en pro de la interacción con el público.




Lo que no se le puede negar a Gigantes es que consiguen hacer reír e incomodar a partes iguales. Hubo un momento en el que mi acompañante y yo casi nos caemos de la silla de la risa cuando una de las protagonistas empieza a preguntar al público que le parece que dos mujeres se quieran y había una señora en primera fila a la que parecía que le iba a dar un infarto (si es que no le dio al salir). 

En resumen, entretenido musical, risas estridentes y un reparto tan grande como su título.



--------------------------------------------------------------------------------------------

Gigantes, el musical:

Teatro Lara: calle Corredera Baja de San Pablo, 15 (Sala Lola Membrives)
Fechas: 5, 12 y 19 de septiembre a las 20:15 horas
Entradas: desde 12€ por Atrápalo