viernes, 4 de agosto de 2017

Teatro: "Dos más dos" en Teatro Latina

La monotonía dentro la pareja, eso por lo que las cosas dejan de ser divertidas y apasionantes, por lo que todo pasa a ser una repetición constante de una serie de rutinas, el callejón sin salida del que toda pareja quiere escapar. Para no acabar en este pozo de letanía y pasividad, hay parejas que deciden insuflar un poco de picante a sus vidas, introduciendo juegos sexuales diferentes para mantener viva la llama de la espontaneidad y la frescura de lo novedoso. Juegos que nos llevan a explorar zonas de nosotros mismos que no conocemos y que pueden llevarnos a lugares muy inhóspitos.






Uno de estos lujuriosos juegos es el intercambio de pareja, algo que atrae por el morbo de compartir experiencias con otras parejas, pero que siempre deja abierta la puerta a que la cosa se desmadre. Todos estas experiencias que ponen al descubierto las intimidades de las parejas (nunca mejor dicho) es un arma de doble filo, que puede ayudar a la pareja a descubrir terrenos desconocidos pero que también les expone a sentir cosas con otras personas que no sienten con su pareja, lo que puede llegar a hacer saltar por los aires la relación. En esta delgada línea de deseos y miedos se mueve esta divertida historia que nos hará dudar sobre hasta donde seríamos capaces de llegar en una situación similar...



Este divertido texto está basado en una película argentina que arrasó en su país, cuando se estrenó hace cinco años. Por aquella época David Serrano vivía por aquellas tierras y desde el primer momento vio en la película una posible obra de teatro. Escrito por Daniel Cúparo y Juan Vera en su versión cinematográfica, la adaptación teatral corre a cargo del propio David Serrano, Olga Iglesias y Maite Pérez Astorga (encargada también de la dirección, junto con Serrano). 



Para el director "Tenía los ingredientes fundamentales de una buena comedia: diálogos ingeniosos y situaciones divertidísimas. Pero lo que más me gustó fue la hondura que escondían los personajes protagonistas" lo que la convertía en un caramelo que había que probar. Cuando alguien como Serrano (autor de comedias como "El otro lado de la cama", "Días de fútbol", "Una hora menos en Canarias" o "Días de cine"), pone el ojo en un texto para adaptarlo, el éxito está asegurado. En los últimos años ha participado (como autor o director) en algunas de las propuestas más interesantes de la cartelera, como la maravillosa "Lluvia constante", la tierna "Cartas de amor", la inquietante "La venus de las pieles" o las comedias "La mentira" y "Buena gente", sin olvidar sus comienzos con musicales como "Más de cien mentiras" y "Hoy no me puedo levantar".



El gran reto para conseguir que la adaptación funcionase era la elección de los actores, fundamental en una obra que habla de sentimientos, relaciones, amistades y lealtades. El elenco está soberbio, con dos parejas que transmiten mucha química. Por un lado tenemos a la pareja formada por Daniel Guzmán y Mirem Ibarguren, más clásicos en su manera de entender la vida pero mucho más cómicos como estereotipo de pareja "chapada a la antigua". Por otro lado está la pareja formada por María Castro y Álex Barahona, lanzados y despreocupados, en una continua búsqueda de nuevas experiencias.


Los cuatro actores son de sobra conocidos, aunque más por sus papeles en televisión que por sus obras de teatro. Miren Ibarguren nos divirtió hace un par de años con "Dos mejor que uno" y antes había participado en montajes como "Mi primera vez" o "Lifting", pero sin duda su popularidad le llegó por series como "Aida", "Escenas de matrimonio" o "Aquí no hay quien viva". La gallega María Castro se dio a conocer para el gran público con "Sin tetas no hay paraíso" y desde entonces ha compaginado la televisión, el cine y el teatro, con obras como "La ratonera", "Crimen perfecto" o "La novia de papa". Por lo que se refiere al elenco masculino, Alex Barahona apareció en series como "Sin tetas no hay paraíso" o "Física y química" y desde entonces no ha dejado de trabajar en televisión ("Isabel", "Con el culo al aire"), cine ("Lo contrario al amor", "A cambio de nada") y teatro ("Espacio", "Más de cien mentiras"). 






Mención aparte merece Daniel Guzmanprotagonista total de la obra, devorándose a sus compañeros y haciendo de su personaje una mezcla de Woody Allen con pinceladas del protagonista de "Como conocí a vuestra madre", próximo al papel que interpretó en "Aquí no hay quien viva". Actor de larga trayectoria, ha demostrado su valía como director con su debut cinematográfico, la premiada "A cambio de nada". Desde finales de los 90 compagina el cine con la televisión, con títulos tan relevantes como "Éxtasis", "Barrio" o "A golpes" para la gran pantalla, y "Compañeros" o "La que se avecina" para televisión. En teatro se ha prodigado menos, aunque destacan sus papeles en "Los miércoles no existen" y la impactante "Recortes".





Dos parejas que se conocen de toda la vida, pero que tienen maneras muy distintas de ver la vida. Pese a trabajar juntos y ser amigos de la infancia, Adrián (Guzmán) y Tomás (Barahona) no saben nada el uno del otro. Son dos arquitectos de éxito pero sus vidas privadas son muy distintas. Adrián está felizmente casado con Julieta, con la que tienen un hijo preadolescente y aparentemente todo les va muy bien, pero en este caso basta con rascar un poco para ver que las apariencias engañan... Por otro lado Tomás y Silvia son menos tradicionales, viven juntos y no tienen hijos. 
Una noche de celebración, la "moderna" pareja les confiesan a sus amigos el secreto de su felicidad: el intercambio de pareja. Por si esto fuese poco shock para los puritanos Adrián y Julieta, Tomás y Silvia les dicen que les gustaría compartir con ellos la experiencia del intercambio. Lo que para Adrián es una absoluta locura, para Julieta es una divertida manera de volver a encender la llama de su amor.





Dos parejas que son la antítesis una de otra, tanto como estructura de los personajes como el carácter que le dan los actores a cada uno de ellos. Adrián y Julieta son aparentemente felices, pero su vida ha entrado en una monotonía que les impide disfrutar de las cosas, haciendo que su vida sexual sea casi inexistente. La pasión de sus amigos es la chispa que hace que todo salte por los aires, haciendo que Adrián (aparentemente un hombre seguro) entre en una espiral de miedos e inseguridades que le llevarán a descontrolarse por completo. La disponibilidad de Julieta a experimentar cosas nuevas hace que todos los cimientos de la vida de Adrián se tambaleen hasta mostrar la cruda realidad a la que no quería hacerle frente desde hacía tiempo.

La situación, como no podía ser de otra manera, desemboca en una serie de situaciones que comienzan siendo incómodas para acabar siendo aceptadas e incluso del agrado de las dos parejas. Los papeles parecen dar un vuelco según avanza la obra, convirtiendo a la pareja más reacia en la más interesada en estas nuevas experiencias sexuales. Un continuo giro de la situación que hace que todos los personajes se sientan encantados y defraudados a partes iguales....es lo que tiene poner sobre la mesa todas las cartas el descubierto.


 
La historia se desarrolla de forma coherente y sin estridencias, mostrando como algo normal cada una de las situaciones que van surgiendo, mostrando por momentos al personajes de Daniel Guzmán como un desquiciado por el hecho de no querer entrar a formar parte de ese juego. La naturalidad con la que se tratan temas aparentemente incómodos es uno de los mayores aciertos de la obra, en la que los juegos sexuales pasan a un segundo plano para centrarse en los personajes, verdaderos protagonistas (nunca mejor dicho) de la obra. Porque en el fondo la obra es una historia de personajes, de cuatro almas encorsetadas por sus miedos, lanzados al vacío por sus inquietudes, dispuestos a cambiar sus vidas para recuperar el amor.

 -------------------------------------------------------------------------------------
 
Dos más dos
Teatro: La Latina
Dirección: Plaza de la Cebada 2
Fechas: Miércoles, Jueves y Viernes 20:00, Sábados  19:30 y 22:00 y Domingos 19:00
Entradas: Desde 15€ en LaLatina, atrapalo, oferplan, entradas.com