sábado, 1 de julio de 2017

Teatro: Barbados, etcétera en el Teatro Pavón.

“La Gran Tortuga A’Tuin se acerca, nadando lentamente por el golfo interestelar, con los pesados miembros llenos de hidrógeno congelado, la enorme y viejísima concha llena de cráteres de meteoros. Con unos ojos del tamaño de mares, encostrados de lágrimas reumáticas y polvo de asteroides”.
El color de la magia – Terry Pratchett

El martes, de camino al Pavón, intenté ubicar el apellido Remón en mi memoria. No hubo forma. Ver entrar en la sala a Irene Escolar, Carlota Ferrer y a Juan Mayorga solo aumentó mi curiosidad, y para colmo, al salir del teatro tuve que sumar dos interrogantes más a mi enigma: Fernanda Orazi y Emilio Tomé. Por supuesto la ansiedad pudo conmigo, saqué el móvil para teclear y voilá: “40 años de paz”.

Pablo Remón, autor de 40 años de paz y de La abducción de Luis Guzmán, estudia Guión en la ECAM, y eso cala en la narración. La musicalidad de sus obras encaja en los recovecos emocionales del público.  Y aquí, en Barbados, la intertextualidad además, le da sabor a las palabras.

Los actores sobresalen en su baile discursivo. Cierto da capo verbal, se apoya en la reiteración de un movimiento que genera una belleza única en la contención exuberante de Fernanda Orazi y en el control resquebrajadizo de Emilio Tomé. Y así, como si de un juego de redacción se tratase, Barbados se repite en tres historias donde el juego de espejos devuelve realidades variables. La belleza de Trecet se cuela en los silencios, duele.


Dos sillas, dos botellas de agua, vinilo blanco, un fluorescente letrado, y una tortuga sostienen la sensibilidad de un tapicero, la fantasía “autoestimera” sin espacio para la soledad de ella, y el viaje sin retorno de ellos, en el que la lluvia confundirá los recuerdos, a lomos de una tortuga tan vieja como el tiempo.

¿Y es que qué es el amor, señorxs? ¿Es distinto el del que cuida los culos burgueses? ¿Su intensidad es mayor por cubrirse de vocablos? ¿Es un constructo a derribar? ¿Capitalismo? ¿Invención? ¿Atadura? ¿O es Barbados?


Esta ha sido mi sorpresa teatral de la temporada. Una de esas raras ocasiones en las que todo encaja: la cultura popular, el hipsterismo, la filosofía, la religión, la emoción. Todo a lomos de esa tortuga hindú que nos enfrenta a The final countdown con Pratchett en el recuerdo. Las epifanías no abundan, atentos a la cartelera que viene.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Barbados, etcétera.
Teatro: El Pavón Teatro Kamikaze.
Dirección: Calle de Embajadores, 9.
Fechas: del 13 al 29 de junio .