martes, 9 de mayo de 2017

Danza: Desembarco de la danza en el Teatro Pavón

Cuando un cuerpo se mueve, es el objeto más revelador. Baila para mí un minuto, y te diré quién eres.
Baryshnikov

Los Kamikazes tienen clara la realidad del aforismo de apertura, y por ello ondean hoy su bandera corsaria. Miguel del Arco, Manuela Barrero,  Antonio Ruz, Chevi Muraday, Alberto Velasco, Jose Carlos Martínez… han construido un puente de relevés y agarres que conviene transitar. Comencemos la visita:


Beautiful beach.
Antonio Ruz propone un cambio de regristro en esta pieza. Si en Double Bach el peso lo llevaba el minimalismo, en esta playa ansiosa la modernidad nos ataca viajando entre los polos de cualquiera de nuestras dualidades diarias. Una obra que parece sugerir en su planteamiento de tensión-relajación un pero a técnicas clásicas como la Jacobson, curioso.


Marikón, ¡Esto acaba de empezar!
Chevi Muraday, una constante en nuestra escena contemporánea, no necesita presentación. Celebra con Marikón los 20 años de Losdedae invitándonos a una fiesta coral, multidisciplinar y osada. ¡¡Bailemos!!


I’ll be your mirror.
10 años son los que Manuela Barrero, -única mujer en la rueda de prensa de presentación-, lleva en escena. Su fantástico imaginario nos llega con dlcAos desde una trama existencial que se dibuja desde el otro. Una obra que se convierte en  un espejo que contesta interrogantes. 


La inopia. Coreografías para un bailarín de 120 KG.

La danza es rígida, sus cánones duros, el hecho de que Misty Copeland, una bailarina negra de musculatura cincelada, llegara al rol principal del American Ballet sacudió ligeramente los cimientos del público general. ¿Pero de verdad Alberto Velasco, un hombre gordo sin un ápice de virtuosismo, puede subirse a las tablas y decir que eso es bailar? Pues sí. Su autodefinición ya lo justifica, y es que él es un abejorro, y con ellos comparte su ignorancia; él tampoco sabe que sus alas no pueden soportar su peso para volar.


CND a la carta.
El CND no necesita presentación, el formato multimedia que nos traen sí. Y es que este manjar interactivo se degusta en espacios dispares. Un planteamiento estilístico que define la representación en el momento (el público decide qué va a consumir, y dónde, con entrantes, platos principales y postre), y que según su director José Carlos Martínez tendrá en vilo a los técnicos. Desde Petipa (El corsario no podía faltar en este desembarco), a Forsythe pasando por Perrot y abrazando a Naharin, caminaremos por el teatro.


El Pavón es un referente en la escena actual. Su apertura con este desembarco brinda un espacio temporal a propuestas que llegarán. Más allá de los vínculos teatrales que ya existían entre estos creadores (Los nadadores nocturnos, los talleres del Pavón, etc) se ha abierto una línea de comunicación que los ocupantes de la cuarta pared debemos apoyar.

Y a los que creéis que la danza no es para vosotros, preguntaos qué dice vuestro cuerpo. Porque sé que bailáis a solas, o en pareja, o incluso si no os movéis ni un ápice, vuestro “querido body” habla por vosotros. Y la danza comunica, así que id, escuchad, y sentid. Y ya me contáis a la vuelta.


----------------------------------------------------------------------------
Desembarco de la danza
Teatro: El Pavón Teatro Kamikaze
Dirección: Calle de Embajadores, 9
Fechas: del 9 al 21 de mayo
Entradas: desde 20€ en teatrokamikaze