jueves, 2 de marzo de 2017

Teatro: "Anoche soñé que me soñabas", en LaNao8


El mundo de los sueños es un territorio misterioso al que todos querríamos acceder y poder controlar. Esta obra habla de esa posibilidad y de las múltiples posibilidades que ello nos daría. Interesantes reflexiones sobre nuestros recuerdos, nuestros miedos y lo que nos impide avanzar en la vida. Un texto muy elocuente que habla de la mente humana y de la posibilidad de manipularla.




La historia se centra en la figura de Marta, interpretada por Rebeca Salas, que tiene una mochila cargada de miedos y angustias de la que no se puede desprender y que le impide avanzar. El paso por una extraña empresa que se dedica a entrar en los sueños de la gente le cambiará la vida. Ya como punto de partida resulta muy interesante la idea de entrar en los sueños para poder manipularlos, pero el desarrollo de esta premisa inicial no hace sino mejorar a lo largo de la obra.




En su primer día de trabajo conoce al que será su novio, Jaime, interpretado por Darío Frías, un hombre oscuro que le cambia la vida. El personaje interpretado por Frías es un manipulador que siempre consigue lo que quiere, debido al dominio que tiene del mundo de los sueños. Un tipo sin escrúpulos que no duda en saltarse cualquier norma establecida con tal de conseguir lo que quiere.



Los miedos de Marta se remontan a su niñez, y más concretamente el momento en que su padre las abandonó a ella y a su madre. Los padres, a los que dan vida Edgar Costas y Roberta Pasquinucci se le aparecen para intentar recomponer el rompecabezas que para ella es su vida. Cada uno intenta recuperar a la chica contando su versión, intentando recuperar con el tiempo perdido a base de sólo recordar lo bueno y poner el énfasis en aquello que les une.




La historia se va desarrollando en un continuo ir y venir temporal que nos va mostrando poco a poco todos los entresijos que se esconden en la cabeza de la protagonista. Estos viajes a lo largo de la vida de Marta nos hace mantener la atención a lo largo de la obra, por miedo a perdernos una pieza del puzzle que luego no podremos colocar. La aparición progresiva de los personajes y el descubrimiento de los sentimientos de unos sobre los otros nos dará las claves de un texto muy bien estructurado dentro de una estudiada complejidad



Con una escenografía casi inexistente y con todos los personajes jugando entre las luces y las sombras, la atmósfera que se crea nos traslada a una realidad virtual, muy onírica, en la que no sabemos que es real y que es fruto de la imaginación, así como entremezclamos los momentos de realidad con los sueños. El juego sutil de la iluminación (muy recurrente en el momento del recuerdo de la primera cita) nos ayuda a diferenciar estados de ánimo y poder discernir lo que es realidad y ficción.



Dentro del misterio que rodea toda la puesta en escena me sorprendió como el montaje opta por la oscuridad total para desarrollar ciertas escenas, lo que en un espacio tan pequeño puede llegar a resultar claustrofóbico y angustioso (en mi opinión es lo que se busca y la elección está muy bien elegida). Son los primeros instantes, en los que estás teniendo los primeros devaneos con unos personajes que con cada "apagón" parece que se van transformando, el amable chico de la oficina que se convierte en un novio obsesivo y la chica que parece segura de si misma se va convirtiendo en un mar de dudas.



La verdad es que el texto tiene un poco de todo, por momentos parece que nos encontramos ante una película de intriga, por momentos una comedia romántica, un drama familiar, una de terror... incluso con momentos musicales que destensan la situación por su belleza. Una historia que tiene un poco de todo esto que hemos nombrado y que además lo hilvana todo en su justa medida. Una obra tan peculiar e interesante que incita a la reflexión.

-----------------------------------------------------------------------------

Anoche soñé que me soñabas
Teatro: La Nao 8
Dirección: Calle Nao 8
Fechas: Domingos a las 20:00
Entradas: Desde 12€ en lanao8teatro, oferplanentradium y atrapalo