lunes, 20 de febrero de 2017

Teatro: "El tren de las 22:27" en Teatros Luchana

El tren está a punto de salir y nosotros estamos ante la posibilidad de disfrutar de un viaje en AVE entre Madrid y Barcelona que cambiará la vida de los pasajeros de este peculiar tren. A la entrada en la sala el propio revisor nos da la bienvenida y los "pasajeros" van entrando poco a poco para ir tomando asiento, antes de que todo empiece, con la salida del tren de las 22:27.



Seis pasajeros (de inicio) de lo más variopinto comienzan en sus asientos un viaje que no sólo les llevará hasta Barcelona, sino que les removerá las entrañas y conseguirá cambiar sus percepciones sobre sus propias vidas. La vuelta a casa por Navidad resulta ser un duelo contra todo tipo de miedos y situaciones límite que deberán superar para llegar a su destino. Con un tono general de comedia ligera, la historia nos cuenta muchas de las preocupaciones que tienen habitualmente los jóvenes.



Dudas sobre el amor, amantes que deben decidir que paso van a tomar, mujeres despechadas, chicos que no tienen claro lo que quieren, chicas que lo tienen claro pero no lo encuentran... y en medio de todos ellos un revisor (un desatado Christian Delgado) que comienza siendo el hilo conductor de la obra para convertirse poco a poco en uno de los protagonistas. Situaciones que se van tensando, reproches que dinamitan las relaciones, confesiones sobre el amor y la vida. Todo tiene cabida en este viaje sin retorno.



La historia se nos plantea de inicio como una serie de sketchs que ocurren en los distintos asientos del tren. En uno discute una pareja, en otro unas amigas muy centradas en el sexo hablan sobre sus relaciones y sus deseos, en otro unos desconocidos antagónicos se citan para desayunar al llegar al Barcelona. Las situaciones, como en toda comedia de enredo, van complicándose según avanzan las distintas escenas, provocando situaciones realmente hilarantes.




Cuando parece que toda la trama está desbocada, el tren hace su parada en Zaragoza, y lo que parece un punto de pausa se convierte en una velocidad más con la entrada en el tren de una invidente (interpretada por Tamara Rosado) que ha perdido a su perro en el andén de la estación. La aparición de este nuevo personaje da un giro a la obra, en la que sus personajes se volcarán en cuidarla y ayudarla, llegando hasta situaciones de lo más cómicas.


Mientras el amante abandonado en su asiento (interpretado por Axel Medrano) cuida de la invidente, en otro vagón del tren la amante despechada ( una creciente Lucía Delgado) cuenta sus penas a las alocadas adictas al amor (la genuina Irene Soler y la divertidísima Cristina Platas). Entre discusiones y confidencias la chica enganchada a un imposible (genial Raquel Ventosa en su papel de chica alocada en busca de si misma) sigue intentando hablar con la persona amada. Para rematar el cuadro el pausado chico tranquilo (interpretado por Llorenç Miralles) es "acosado" por las chicas desde distintas situaciones, a cual más extravagante.



La locura acaba desatándose definitivamente en el bar del tren, en el que coinciden todos los personajes y consiguen que la bomba que se venía cocinando acabe en una explosión de sentimientos y situaciones divertidas que nos mezclan las risas y las exclamaciones por todo lo que va pasando. Un final en el mismo tono alocado de toda la obra que nos deja un sonrisa y un final feliz para casi todos los personajes, como cabía esperar en una comedia romántica.



La historia se hace entretenida, con un tono hilarante y alocado durante todas las escenas. La manera de secuenciar las escenas a modo de pequeñas piezas es un gran acierto, que yo creo que debería mantenerse más marcado durante toda la obra. Disfrutaréis de un viaje nada aburrido y llegaréis al destino con una sonrisa en la cara y con el regustillo de haber visto una buena historia. 
------------------------------------------------------------------------------------------
El tren de las 22:27
Teatro: Teatros Luchana
Dirección: Calle Luchana 38
Fechas: Viernes a las 20:00
Entradas: Desde 7€ en teatrosluchanaticketea, atrapalo y taquilla.com