lunes, 26 de septiembre de 2016

Teatro: "Una noche como aquella" en Nave 73


Una de las triunfadoras del pasado año en el panorama Off madrileño vuelve ahora por partida doble alternando el Teatro Lara con Nave 73. Chandelier Teatro (anteriormente contrasentido PC) nos presentan esta tierna historia de amistad, amor y convivencia, de los entresijos de las relaciones humanas. Una forma distinta de contar, al ritmo de la música, lo difíciles que somos las personas, imposibles de poder llegar a entenderse incluso cuando el amor y la amistad invaden la relación.







El texto escrito por Nacho Redondo es una bonita historia, en la que se entremezclan los momentos cómicos, con escenas muy sensuales y otras cargadas de melancolía. El montaje, dirigido por Chos, aúna estos ingredientes para concebir un conjunto bien armado, entretenido y dotados de momentos muy ingeniosos. La composición de la obra, separada cada pieza por momentos musicales en directo a cargo de la guitarrista y cantante Ana Pi resulta dinámica, recordando a series de amistad, complicidad y enredos como "Friends" o a películas como "Reality bites" .



Patricia (Nahia Láiz o Esther Acebo según la representación), Marcos (Rikar Gil o Nacho Redondo) y Juanlu (Jorge Páez Nacho López) son tres amigos que cada noche quedan en un banco de un parque de Madrid para beber cerveza y hablar de sus cosas. Una noche, entre juegos y tonterías, se plantean si estarían dispuestos a hacer un trío entre ellos. Lo que comienza pareciendo una idea descabellada acaba por sacar a la luz el amor que los tres sienten. Sólo se haría en "Una noche como aquella", pero como en cualquier comedia romántica, las cosas se complican y lo que parecía que iba a ser una broma va mucho más allá.



Las situaciones límites que viven los tres, uno deseando salir de casa de sus padres, ella con una compañera de piso a la que no aguanta y el tercero con un piso que quiere dejar, hace que lo que parecía un rollete sin importancia pase a ser una relación estable en la que los tres viven bajo el mismo techo compartiendo piso. Todo ha ido demasiado deprisa (como ocurre con ciertos tramos de la obra) y la historia la van creando los tres según se presentan las oportunidades, los cambios... o los problemas. El compartir piso con una pareja ya resulta complicado cuando todo ha ido tan rápido, por lo que en esta relación a tres hay lugar para todo tipo de situaciones extrañas, incómodas y casi siempre divertidas.



Pero como ocurre en toda comedia que se precie no todo puede ser de color de rosa y en este caso la convivencia hace que las dudas empiecen a aflorar en cada decisión que se toma. Las dudas sobre el amor de cada uno, los posibles juegos sexuales dejando fuera a uno de ellos, los límites que cada uno estaría dispuesto a sobrepasar por los otros dos... cada decisión es un mundo, cada debate saca a la luz las desavenencias que no aparecían cuando eran amigos o amantes ocasionales. Uno de los momentos más divertidos y que a la vez más invita a la reflexión es la decisión de salir del armario y mostrarse tal como son. Todo era muy bonito en su palacio de cristal, pero la vida ahí fuera puede ser muy cruel y no entender determinadas actitudes ante la vida.



Este es el punto de inflexión dentro de su mundo perfecto, las cosas fuera de ese piso no son tan bonitas y cada uno quiere llevar su "visibilidad" hasta ciertos límites que no todos comparten. Sin duda el momento más intenso de la obra son estos en los que deben plantearse como quieren hacer las cosas, que están dispuestos a sacrificar y hasta donde están dispuestos a llegar. Un debate muy interesante que en la obra queda un poco cojo, o más bien habría que decir que no se escarba demasiado. Todos los temas de debate entre ellos son muy bien elegidos, pero en todos los momentos de profunda reflexión las cosas se dejan muy en superficie. Es cierto que para una comedia de este tipo tampoco resulta interesante entrar en divagaciones profundas, pero lo rápido que pasan del amor al desencuentro total me resultó demasiado drástico.



La historia se convierte en una historia cercana a la cruda realidad, en la que nada es tan bonito como te quieren hacer creer. El texto merodea por parajes muy interesantes, como puede ser la bisexualidad, los límites de la amistad, la visibilidad de las personas que no tienen una situación "normal" (sea por lo que sea), las relaciones humanas, pero sobre todo de lo incapaces que somos de dar más que recibir, de querer sin poner límites, de arriesgar dando igual los resultados ni lo que se pierda por el camino. La comedia pasa de puntillas por muchos de estos temas (quizás porque son demasiados para una sola obra) pero el resultado es que te hace pensar y reflexionar sobre ellas, deja en el ambiente ciertos temas que te llevas para casa al acabar la obra.









Sin duda el resultado de esta pieza es muy comercial, en su acepción más positiva. Está cargada de ingredientes que funcionan a la perfección, como pueden ser las secuencias intercaladas con música, las vueltas al banco para darle la chapa a la guitarrista, la complicidad de los personajes, los temas actuales que trata... De esta coctelera sale un producto que entra muy bien, sobre todo por la química que los tres actores transmiten entre ellos (pieza fundamental de la obra muy bien logrado).  Un comienzo apabullante que te deja enganchado a la historia, pero más que nada a los protagonistas, que se muestran abiertamente desde el primer momento, lo que ayuda a entrar de lleno en la historia desde el principio
Volverá a ser una de las historias que cautiven esta temporada en los escenarios madrileños, por su calidez, su desparpajo, su ritmo, pero sobre todo por todo aquello que deja sobrevolando en el ambiente. Quizás encontremos la respuesta en otra noche como aquella....


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Una noche como aquella
Teatro: Nave 73 y Teatro Lara
Dirección: Calle Palos de la Frontera 5 y Corredera baja de San Pablo 15
Fechas: En el Teatro Lara Jueves a las 20h y En Nave 73 los sábados a las 22:30.



Travel

Follow Us