miércoles, 20 de julio de 2016

Teatro: "Fobias" en el Teatro Lara


El texto de Carlos Sánchez Lequerica nos habla de una manera divertida y muy personal de los miedos y las ansiedades del ser humano. La consulta de un psiquiatra cubano sirve para  ver desfilar a los personajes más peculiares y extrambóticos que nos podamos imaginar, empezando por el propio médico y la enfermera. La dirección corre a cargo de Rebeca Ledesma, encargada de que la cosa no se desmadre más de la cuenta, o al menos de controlar que la locura vaya in crescendo poco a poro hasta límites insospechados. 





Lo que comenzaba como un ensayo general ha pasado a ser una gran secuencia de gags sobre el ser humano en torno a una peculiar consulta médica. El tandem formado por Lejerica y Ledesma se conjura para construir una comedia de alto nivel, alocada por momentos pero consistente en su totalidad.  Personajes que llegan a rodar el absurdo tanto en su presentación como en sus miedos y sus fobias, dotan a la obra de un ritmo dinámico y por momentos algo estridente. Pero incluso en esos momentos en que parece que todo se les va de las manos, existen momentos de pausa protagonizados por LA enfermera (ya entenderéis las mayúsculas cuando veáis la obra) que dan el respiro necesario para volver a la carga.




La singularidad de la obra está más en forma que en el fondo, ya que la historia no tiene la suficiente fuerza para enganchar todo el tiempo. Es la premisa de una obra sin acabar, que se nos plantea como un ensayo general, lo que hace que el público se involucre en la obra. La "directora" pegando gritos y echando broncas a los actores es un buen punto de partida para obtener la atención del público. Si a esto le sumamos que el actor que interpreta al médico se supone que es un sustituto que nadie tiene claro que conozca el texto y que la supuesta directora va a supervisar el ensayo desde el pasillo de la sala, la propuesta adquiere una originalidad que engancha
Bajo mi punto de vista es una pena que no se exprima más la idea de la obra inacabada y que sólo sean dos las ocasiones en las que el ritmo de la obra se detiene para hacer puntualizaciones. El propio ritmo alocado de la obra y la poca consistencia del argumento general en ciertos momentos recomendaría más momentos de ruptura de la cuarta pared y de diálogo entre actores y directora.






Una vez que comienza el "ensayo general" los personajes empiezan a desfilar por la consulta del doctor cubano, interpretado por Yadier Fernández, con mejor o peor suerte. Un concejal cleptómano (Carlos Mestanza), una rubia con falta de autoestima que no es capaz de escuchar las opiniones ajenas (Alejandra Saus), un hombre que no puede enfrentarse a la realidad (Jose María del Castillo)...son algunos de los personajes que van apareciendo en escena. Con un personaje como eje sobre el que gira la historia (el médico) y otra que va marcando los tiempos de cada uno de los sketchs (la enfermera interpretada por María Prendes), se van enlazando las diversas historias con más interés en las fobias de cada personaje que en el desarrollo de la trama.
El médico, que también es un personaje muy peculiar, intenta lidiar con las situaciones tan extrañas que se le van planteando de la manera que puede, aunque utilizando unos métodos para ayudar a sus pacientes de todo menos ortodoxos, pero que llevan a situaciones de lo más hilarantes. 
Los pacientes con personalidades diversas y múltiples van sacando cada vez más de sus casillas, mientras su peculiar enfermera trata a todos con mano de hierro, mientras intenta seducir al sr. pelirrojo (el concejal cleptómano). Esta asistente, interpretada magistralmente por María Prendes se convierte en la encargada de marcar el ritmo de la obra, tanto en sus entradas en escena para presentar a los pacientes como cuando congela la escena para comentar algo con el público.






En esta irreverente y alocada historia sobre las mentes humanas, se bordea el absurdo en momentos que recuerdan a las películas de los hermanos Marx o de Chaplin, con sus continuas entradas y salida de escena de muchos personajes con mayor o menor relevancia en la historia. Lo mejor de la obra se concentra en los personajes, muy bien diseñados en el texto y en la mayoría de los casos interpretados de forma muy divertida y convincente. Aunque el peso de la historia lo lleva Yadier Fernandez en su papel de médico, éste queda eclipsado (tanto en el texto como en la interpretación) por Carlos Mestanza en su papel del sr. pelirrojo, y por la enfermera sargento, interpretada por María Prendes. Estos dos personajes acaban llevando el peso de la obra, siendo los verdaderos protagonistas de los momentos más divertidos. Alejandra Saus, en el papel de "mujer de rojo" acompaña perfectamente a sus compañeros, aunque sin llegar a los niveles cómicos de los anteriores. 
Caso aparte es el de Jose María del Castillo, encargado de hacer seis papeles a cual más difícil, y de los que sale realmente airoso. Destaca su continua mutación durante la obra y la cantidad de matices que aporta a cada una de sus personalidades.




Aunque la historia cojea un poco por su simplicidad, la verdad es que la obra en su conjunto funciona y resulta divertida. Una comedia de lo más absurda e irreverente que se apreciaría más como una secuencia de escenas cortas que como un todo. Una oportunidad perdida es la poca importancia que se le da al hecho de que se juegue con que es un ensayo, hasta el punto de que no se entiende la unión de este elemento con el desarrollo de la historia.
Un texto demasiado centrado en los personajes y que descuida un poco el desarrollo global del conjunto. Pero esto que debería ser un defecto convierte el montaje en muy divertido con interpretaciones, como la enfermera y el concejal, que resultan desternillantes.
La obra no defraudará a los que vayan buscando una comedia refrescante con la que pasar un buen rato en las acaloradas noches del Julio madrileño, sin ninguna pretensión, sólo la de divertir al espectador (que no es poco).

No parece que exista un lugar mejor para hablar de los miedos personales y colectivos que esta consulta médica....o quizás si? juzguen ustedes mismos.



--------------------------------------------------------------------------

Fobias
Teatro:  Lara
Calle: Calle Corredera baja de San Pablo 15
Fecha: Miércoles a las 22:15h hasta el 27 de Julio.



Travel

Follow Us