jueves, 9 de junio de 2016

Teatro: "Velas apagadas" en la Sala Tú


Cuatro calles, cuatro personajes y un barrendero. Un día con algo en común para todos ellos, un cumpleaños desesperado por la pérdida de la ilusión de vivir ante el fracaso del amor. Distintos tipos de amor: el no correspondido, el platónico, el maternal y el amor propio... Y en medio de todos la voz de la conciencia, un barrendero dispuesto a darles una última oportunidad y también a revolver lo más profundo de sus entrañas.







Con un argumento de tragedia, no exento de comedia, de esa que surge para trivializar lo incómodo que es verse en un espejo de conciencias, tanto Rodrigo Carpio como autor y Teleatrum como intérpretes dan vida a este texto tan diferente y a la vez tan cotidiano en algunos de sus temas. Una obra que sigue el ritmo de un adagio, pero que golpea fuerte y sin avisar cuando menos lo esperas. No hay descanso, ni visual, ni verbal… Todos los detalles son importantes y la atención del oyente se gana desde el principio, desde el monólogo de presentación de cada personaje, mientras un simple barrendero rompe la cuarta pared y nos hace partícipes de la tragedia griega, hasta el final.


La escenografía es sobria y minimalista, y la luz se vuelve fundamental en la historia, es el foco que da vida a cada personaje: a Tomás, un sacerdote que esconde un oscuro deseo, a Jaqueline, una  prostituta por despecho, a Hans, el nazi que dirige su odio contra los demás o a Esperanza, niña pija y drogadicta que tiene de todo, salvo lo que de verdad importa.



Con semejantes ropajes, uno se da cuenta de que el texto es una obra que remueve las entrañas, violenta por momentos, pero amable y tierna en muchas de sus escenas. Con un lugar común, el Hospital del Sagrado Corazón, los cuatro personajes, tan diferentes entre sí, descienden a los infiernos de sus propias frustraciones, que sólo pueden romperse oníricamente y chocan de manera brutal con la realidad, donde todo es mucho más complicado. Los sueños pocas veces se cumplen, y en este caso la cruda realidad es demasiado distinta para no luchar hasta el final por ellos.



Sólo el misterioso barrendero les dará una última oportunidad el día de su cumpleaños, el que cada protagonista pasará en la soledad de su propia calle, de su propio destino ¿Se puede cambiar? ¿Existirá la salvación? ¿Serán capaces de superar sus frustraciones y sus miedos?



La obra consigue hacernos sentir desnudos, con clímax y anticlímax, con un ritmo que nos envuelve. Personajes y música se unen para forman un ente único que nos traslada por las entrañas del ser humano. Actores que se mimetizan con sus personajes, consiguiendo traspasar sus propias vidas para convertirse en este grupo de seres tan peculiares, dotándoles de una gran humanidad. 
El juego de luces y sonidos se vuelve fundamental según avanzamos por estas siniestras calles hacia el apoteósico final. Una obra sincera y desgarradora que no dejará indiferente a nadie.

-------------------------------------


Velas apagadas
Teatro: Sala Tú
Calle: Velarde 15
Fechas: Todos los Lunes de Febrero a las 20:30
Entradas: Desde 13€ en entradasymas, taquilla.com, atrapalo, entradium o reservando en la web SalaTu.



Travel

Follow Us