lunes, 30 de mayo de 2016

Teatro: "Pues me muero" de Edu Soto


El prolífico Edu Soto no para. Mientras sigue encandilándonos como maestro de ceremonias en "Cabaret"(en cartel hasta el 12 de Junio) no deja de crear propuestas de todo tipo, la mayoría a medio camino entre el teatro y el musical. Su primera incursión en la dirección la pudimos ver hace un par de meses, en la obra "Cuando menos te lo esperas", en la que compaginaba sus facetas de autor, director y actor junto a su padre(en esta nueva moda de ensalzar a los progenitores en la escena de nuestro país). En esta segunda aventura ha preferido ceder el protagonismo a Alberto Frías como su alter ego despechado por una mujer. 




La historia, al igual que la primera obra de Soto, gira en torno a las relaciones sentimentales y las rupturas, entremezclando el humor con la música para hacer un espectáculo en el que todo gira sobre el personaje que interpreta Frías. El resultado es un musical de pequeño formato en el que el protagonista interactúa tanto con el público como con los músicos que le acompañan en escena. Esta complicidad con los músicos(que también se daba en "cuando menos te lo esperas") es uno de los puntos fuertes de la obra, traspasando la línea del monólogo para hacerles partícipes de su historia.




La aventura de este enamorado empedernido empieza en un estado de euforia por lo idílico de una relación que él ve perfecta, pero que pronto descubrirá lo engañado que está. Su novia le abandona y ahí empieza su calvario, en un recorrido musical por las distintas etapas del duelo que toda persona debe pasar antes de superar una ruptura. Una voz en off va marcando el desarrollo de las distintas fases de esta "travesía por el desierto" en la que Trías despliega todas sus dotes, tanto humorísticas como musicales. El personaje nos puede recordar a muchos monologuistas que han hablado tantas veces sobre el desamor(en mi caso, por momentos me recordaba mucho a Dani Rovira) con mayor o menor fortuna, pero la clave de este espectáculo es el ritmo tan dinámico que propone el actor, sin dejarnos un solo momento para el respiro.


La selección musical que recorre este luto sentimental está muy bien escogida, con canciones tan populares como "Eres tu"o "Se nos rompió el amor" adaptadas al desarrollo de la trama de una manera muy divertida. En esta selección de artistas tan variopintos como Raphael, Mocedades, Rocío Jurado, Nino Bravo o María Jiménez hay que destacar el toque personal que le da, a cada tema, el autor(no se si por iniciativa del director o por interpretación del actor). Toda esta banda sonora corre a cargo de Moribundos Band, una banda que suena a las mil maravillas y se convierten en un elemento casi primordial de la obra. 
Con este cocktail de estilos parecía difícil que el resultado no pareciese una mezcla incoherente de canciones, pero tanto los músicos como Frías consiguen hacerse propios los temas para darles un giro y una coherencia que convierten el conjunto en una banda sonora realmente potente. Caso aparte las interpretaciones de "Y como es él" y "Se acabó", dos momentos álgidos de la obra y dos de las interpretaciones más logradas y divertidas.



El resultado de este "recetario" del desamor es una entretenida propuesta que te hace pasar un buen rato, disfrutar de unos grandes músicos interpretando temas que todos hemos tarareado en algún momento, y ver que todas esas penurias consecuencia del desamor son más comunes de lo que pensamos. Porque a veces es mejor reírse de lo que nos hace sufrir, dejar de vernos como el ombligo del mundo para poder seguir hacia adelante.Y con un poco de suerte alguien se enamorará de ti en el teatro... o por lo menos saldrás con una sonrisa en la cara.
Pues me muero
Teatro:  Fígaro
Calle: Doctor Cortezo 5
Fecha: Viernes a las 22h y Sábados a las 23h
Entradas: Desde 11€ en entradasymaselcorteinglesentradas.com