lunes, 25 de abril de 2016

Teatro: "Un corazón normal" en la Sala Azarte




Una vez más, volvemos a la Sala AZarte, el escenario teatral de Chueca que ofrece una programación muy centrada en la temática homosexual. Aunque en anteriores ocasiones fuimos a disfrutar de dos comedias (La Regla del Tres y Selfie), esta vez hemos cambiado las sonrisas por las lágrimas para ser testigos de una desgarradora historia sobre los orígenes del "cáncer gay".

Resulta extraño que una obra con una temática tan interesante haya tardado tanto en adaptarse en España, mientras que en Estados Unidos se ha representado en los escenarios cientos de veces. Un corazón normal adapta el texto del dramaturgo Larry Kramer,  escritor y activista gay, que volcó muchas de sus traumáticas experiencias en esta obra.



Un corazón normal nos narra el comienzo del VIH en Nueva York en la década de los 80. El contexto es un turbio periodo en el que la enfermedad se denominaba "cáncer gay", debido a que este fue el sector de la población más afectado. La obra de Larry Kramer se centra en los esfuerzos de Ned Weeks por luchar contra un país que se negaba a dar una solución para una comunidad que agonizaba sin respuesta alguna.

La temática no es agradable, por lo que no se trata de una obra de visionar y olvidar, sino que sales de la sala pensando en las dificultades que tuvo que afrontar la comunidad homosexual décadas atrás. Un corazón normal no se molesta en suavizar el asunto y aborda con bastante profundidad la labor de unos activistas gays que hicieron todo lo posible porque el gobierno de los Estados Unidos ofreciese una solución.



Una de las cosas que más impresionan en Un corazón normal es comenzar asistiendo a una fiesta gay en la que todos mantienen sexo y ver cómo eso se convierte en una muerte tras otra. Impresiona mucho el hecho de que la muerte de un ser querido fuera algo habitual. De hecho, hay una escena muy buena en la que los personajes comentan que los únicos momentos de socialización que les quedan son los funerales.

El personaje de Ned Weeks puede ser uno de los papeles más interesantes sobre los escenarios y es que el escritor gay judío, no solo tuvo que luchar contra el gobierno de los Estados Unidos, sino que también llevó una encarnizada lucha contra la enfermedad de su pareja. Interpretar a Ned es todo un reto, del que César Oliver sale más que airoso. Pone tanto empeño en dar lo mejor de sí mismo, que en los agradecimientos es incapaz de despegarse del personaje al que ha dado vida. 

Es curioso, porque cuando vi la película The normal heart de la HBO, me pareció que Mark Ruffalo (que interpreta a Ned Weeks) al principio exageraba demasiado en su actuación, pero a medida que avanza la historia te das cuenta que ese es el personaje: un hombre que a pesar de su fuerte carácter, era demasiado sensible para el mundo que le había tocado vivir.





En general, todo el reparto de la obra es correcto, aunque personalmente me pareció que el actor David Simón (Tommy) lo bordaba. Además, este personaje junto al actor Juan Silvestre, tienen en la cartelera de la Sala AZarte un spin-off, Tommy y Mickeyque aborda la relación entre los dos personajes de Un corazón normal.

Si no habéis visto la adaptación cinematográfica, es totalmente recomendable, ya que cuenta con un reparto de lujo entregado a la causa, aunque he de reconocer que es una película que deja un sabor de boca bastante desagradable por la dureza de lo que cuenta. Para aquellos que quieran adentrarse más al tema del VIH recomiendo la imprescindible Philadelphia, la más reciente Dallas Buyers Club y por último, el musical Rent

Desde mi punto de vista Un corazón normal entra en ese grupo catalogado como "Obras necesarias". Porque independientemente de que te gusten o no cómo estén llevadas a cabo (personalmente disfruté bastante con esta obra) son historias que tenemos que conocer y cruzar los dedos porque en la medida de lo posible no se vuelvan a repetir.


-----------------------------------------------------------------------------------


Un corazón normal

Sala AZarte: Calle San Marcos, 19. Madrid.
Fechas: 28 de abril y 5, 12 y 19 de mayo a las 21h
Entradas: desde 10€ por Atrápalo