domingo, 10 de abril de 2016

Teatro: "Pánico" en Teatro Lara



Hace más de diez años fue escrito el libreto de la obra Pánico por el autor finlandés Mika Myllaho y desde entonces se ha representado en algunos de los teatros más importantes de Europa y ha sido traducida a diez idiomas. Después de este éxito llega a España, adaptada por Fernando J. López y dirigida por Quino Falero, una obra que nos habla de convivencia, inseguridad y sobre todo, miedo.

La obra comienza con la llegada de Leo borracho al piso de Max. Ambos son amigos desde que eran boy-scouts y aprovechándose de ello, Leo va a quedarse a dormir en su casa y le va a pedir un favor muy especial: que Max sea su terapeuta y lo ayude a volver con su pareja. Pero, ¿qué pasa si a la persona que le pides que sea tu terapeuta es además otro desequilibrado que lo dejó con su mujer y está sumido en una crisis existencial? Por si fuera poco, Max tiene un hermano, Joni, cuyo éxito como presentador de televisión es proporcional a su egoísmo. Como os podéis imaginar, con esta premisa podemos intuir que esta "terapia" está condenada al fracaso.



Pánico explora la crisis de los 30 a través de tres pobres inadaptados cuyas vidas no atraviesan por su mejor momento. Como en toda buena comedia, los personajes están marcados por la desgracia y sus defectos destacan frente a sus virtudes. Su convivencia será un viaje con turbulencias en el que todos tendrán que poner su granito de arena para poder salir a flote. 



Si Pánico lleva años representándose sobre los escenarios y cosechando éxito es más que probable que éste se debe a que parte de una buena premisa cómica: una persona inestable con problemas amorosos le pide ayuda profesional al peor de los consejeros, un depresivo con agorafobia incapaz de superar sus problemas. Este dúo está perfectamente contrastado con el personaje de Joni, que simboliza todo lo que Leo y Max querrían haber tenido en la vida: éxito profesional y triunfo con las mujeres. 

Pánico muestra al público una enseñanza muy humana: todos en las vida tenemos miedos de diversa índole y cada uno debe aprender a superarlos con la ayuda de los demás. La obra es inteligente en el sentido que siendo cada personaje un mar en tempestad, todos tienen algo que aportar y recibir uno del otro. En cierta forma, es un mensaje muy parecido el que se puede extraer de la película de animación Inside out (Del revés).




Un logro de Fernando J. López es haber sabido adaptar el humor de la obra original al de nuestro país. De hecho, una de las escenas en las que el público más nos reímos es en la que Max les pone a su hermano y Leo la película de Hable con ella,  y mientras que a éste le parece una obra de arte a Leo le parece un film enfermo.

Al igual que Pánico tenía aciertos, también hubo ciertas cosas que no me terminaron de cuadrar, como que el humor entra muy tarde y me costó un poco conectar de primeras con los personajes. Como comedia amarga creo que funciona bastante, pero como comedia de carcajada quizás me esperaba algo más (también hay que aclarar que mi sentido del humor es algo particular).



Os la recomiendo por la posibilidad de poder ver a tres buenos actores sobre las tablas y disfrutar de una obra que ha arrasado por todo el mundo. Además, ¿quién no ha sentido pánico alguna vez?



-------------------------------------------------------------

Pánico

Calle: Corredera Baja de San Pablo, 15
Fecha: del 11 de abril al 8 de junio a las 20 y las 22h
Entradas: desde 14€ por Atrápalo