lunes, 29 de septiembre de 2014

Cine: "Boyhoood" de Richard Linklater




Ni tanto ni tan calvo.

Se han dicho muchas cosas sobre ella, por un lado están los que piensan que es una maravilla, una pelicula de culto sin un segundo de desperdicio y por otro lado estan los que hablan de una pelicula pretenciosa y aburrida.

Por mi parte soy extremista en muchos casos, pero en este me tengo que posicionar en una zona neutra sobre el resultado. Ni la pelicula es tan pretenciosa ni tan maravillosa. Eso sí, es un experimento increíble.


 Ethan Hawk es el padre

Antes de nada hay que tener claro qué tipo de películas son las que le gusta hacer a este cineasta, si miramos su trayectoria, veremos que a él le gustan las películas de diálogos, de actores, de poca parafernalia, las que hablan de la vida tal cual, sin artificios, y sino miremos su ejemplo más conocido, la trilogía de Jesse y Celine

En ella se retrata una historia de amor desde su comienzo hasta la actualidad, y quizá hasta tengamos una cuarta parte cuando pasen otros 9 años... en el 2022 sabremos si es así.


Patricia Arquette es la madre.

Esa es una de las razones por las que yo veo Boyhood como una evolución natural del cine de Richard Linklater. Esta vez en lugar de contar la vida de los protagonistas cada 9 años de una forma puntual, cuenta 12 años de la vida con continuidad.

Aún habiendo saltos temporales, ya que mete 12 años de la vida de un niño y si familia, existe una continuidad, o yo por lo menos no tengo la sensación de saltos temporales como me ocurre con la trilogía de Jesse y Celine.


Ellar Coltrane es el hijo.


La película la han rodado en 12 años y sólo 39 jornadas de rodaje, eso es lo que me parece más interesante de este experimento. Rodar durante 12 años con los mismos actores. Siendo el protagonista un niño que tiene 6 años cuando empiezan y 18 cuando terminan. 


 
Aquí podéis ver la evolución del protagonista.


Por lo demás la película te podrá gustar más o menos ya que la historia es la típica historia que se ha contado múltiples veces: Una madre soltera joven con dos hijos pequeños, el padre la deja sola y se va a recorrer mundo, unos años después vuelve y quiere estar en la vida de los hijos. Lo interesante es la forma de contarlo y el personaje en el que se centra la historia, el hijo pequeño.

Es una película larga, son 163 minutos, hay que pensárselo bien antes de comprar la entrada, pero teniendo en cuenta que cuenta 12 años reales no es tan larga, aunque 15 minutines si que le sobran.


Lorelai Linklater es la hermana.

Si os decidís a ir a verla, lo que os encontrareis, son pequeñas historias sobre las cotideanidades de la vida: el colegio, la hermana mayor toca-narices, el cambiar de ciudad de residencia, la adolescencia, la novia del instituto, las diferentes parejas de tus padres separados...

Mason con 18 años.

¿Merece la pena?. Pues según tengáis el día, la verdad, lo que si os digo es que la podéis ver en casa perfectamente, no es una película de esas que hay que ver en el cine obligatoriamente. 

Si no os apetece mucho ir u os da pereza, esperad a que la saquen en DVD, BluRay o lo que sea y la veis en casa tranquilos.