miércoles, 10 de julio de 2013

Circo: Eoloh!




Un circo de segunda.

Esa fue la impresión que me dio al llegar a Teatro Nuevo Alcalá a ver Eoloh!, cuando empezó el espectáculo, en su presentación siguió dándome la misma sensación, pero tras el primer número pensé que quizá estaba equivocada, pero no, no lo estaba, son malos, no tienen gracia, y no merece la pena perder el tiempo ni el dinero en ir a verlos.



Lo mejor, el número de las camas elásticas y el del tío del aro grande, el resto... mediocre. 

Cuando bailaban ni iban sincronizados, las contorsionistas aburridas, las trapecistas malas, los de los equilibrios no me decían nada, el clown alguna que otra cosa graciosa tuvo, pero nada del otro mundo, y así con casi todos los números.

En definitiva, faltaba ensayo, coordinación entre los artistas y entusiasmo por el espectáculo. Resultado: pocos aplausos desde las butacas.