miércoles, 29 de mayo de 2013

Teatro: "Ivan-Off"

Este fin de semana pasado, me he inflado a ver teatro, y aparte de ir a "El Interprete" he ido a ver otras dos cosas más, esta es una de ellas.




Llevaba queriendo ir desde hace bastante tiempo, no paraba de escuchar, que si La casa de la portera por aquí, que si Ivan-Off por allá, que si todo lo que allí hacían era buenisimo... Total que aunque ya había ido a este nuevo espacio teatral a ver "Sagrado Corazón  45", hace como un mes, esta vez fui a ver su obra estrella, la cual lleva ya un año en cartel, me parece. 

Las criticas la ponen maravillosamente, quizá por eso, yo tenía espectativas, ¡que malas son las espectativas (si no se cumplen)!. Si señores, para mi no se cumplieron, el espectáculo me pareció mediocre, sobreactuado y aburrido, casi me duermo, y conmigo otros dos espectadores a los que les vi con los ojos cerrados varias veces.



Bien cierto es, que aunque me pareciera sobreactuado, al final me acostumbré y no me lo pareció tanto, pero para mi gusto hacían un teatro demasiado grande para ser un espacio tan pequeño. Seguramente fuese eso lo que buscaban, pero a mi no me convence.

Eso si, la palabra aburrimiento creo que debía ser de las mas repetidas en el texto y eso si que lo consiguieron, aburrir, aburrían, si ese era su objetivo, lo cumplían. 



El espacio es genial, no se si habéis estado en La casa de la portera alguna vez, pero como su propio nombre indica es la portería de un edificio, utilizan dos de las habitaciones de la casa para montar los espectáculos, y al público lo van moviendo de una a otra. 

Todo es muy íntimo, porque como máximo entraran unas 25 personas, el otro día eramos 23 de público, por eso me gustaría ver algo pequeño, íntimo, realista, para creer que de verdad estoy espiando a las personas que viven en esa casa

El concepto me encanta, creo que ese espacio da para mucho, pero ninguna de las dos cosas que he visto allí me han terminado por convencer. El local, perfecto.




El vestuario me pareció bastante cutre, no se, si has de llevar un traje ponte un traje de verdad, no un pantalón y una chaqueta que son de colores parecidos pero que se sabe que no son un conjunto, ya que ni son del mismo tejido. Sobretodo al tener al público tan cerca, porque se ve absolutamente todo. 

Tampoco llegué a saber si en realidad la obra se situaba en el tiempo actual o antiguo, ya que por el texto parecía que era actual, y por la ropa de algunos personajes también, pero otros parecían del siglo XIX y eso me despistó bastante.




A ver si alguien que la haya visto aporta su visión en los comentarios del post, porque ya me siento como la única rara a la que no le ha gustado Ivan-Off. Es un poco como la sensación que tengo con "Los amantes pasajeros" de Almodovar, en general no gusta y a mi me gustó.

Podéis ver Ivan-Off los viernes, sábados y domingos en La Casa de la Portera en la calle Abades número 24.

Post Relacionados:

Travel

Follow Us