lunes, 28 de noviembre de 2011

Cortometraje: Blanco Escayola



Hoy os dejo con un cortometraje maravilloso de Roberto Pérez Toledo, que acaba de estrenar en cines "Seis puntos sobre Emma".

Es una historia que no llega a los 5 minutos de duración, pero que estoy segura que os va a conquistar. A mi me parece sublime.

Los actores (Laura Díaz y Jonas Berami) muy contenidos, con pequeños gestos nos dicen taaantas cosas, pero lo mejor el final. ¡Qué bueno!. Para nada me esperaba algo así.

¡Enhorabuena Roberto!.



Post Relacionados:



sábado, 26 de noviembre de 2011

Teatro: La señorita Julia



Obra teatral escrita en 1888 por el dramaturgo sueco August Strindberg, trata sobre la joven de buena familia Julia, y todos los sucesos que le ocurren la noche de San Juan de 1874. 

 Raquel Ramos como la señorita Julia.

Ella hastiada de su tipo de vida, seduce a uno de sus lacayos Juan, pero tras consumar "su amor" se da cuenta de lo que ha hecho y se ve sumida en un gran arrepentimiento y vergüenza.

 Chema Rodriguez como Juan.

Todos los sucesos ocurren en la cocina de la casa donde también trabaja Cristina, la novia de Juan, como sirvienta.

 Beatriz Pasamón como Cristina.

Para mi la obra trata en realidad, más que de las clases sociales, como se ha dicho multitud de veces, del poder que puede ejercer un ser humano sobre otro, y hasta que punto podemos llegar para sentir la satisfacción de dominar a la otra persona y hacer que sea una marioneta para nosotros.


La puesta de la que os voy a hablar ha sido versionada y dirigida por, el también actor,  Lolo Martín y su productora "23 razones", y está como dije más arriba, está protagonizada por:




La verdad es que me gustó mucho, y más teniendo en cuenta que es una compañía que no cuenta con grandes medios, como lo que por ejemplo tuvieron en la versión anterior de la obra que vi, la de 2008 dirigida por Miguel Narros y protagonizada por María Adánez y Raúl Prieto, pero casi que esos "no grandes medios" son los que la hacen tener un encanto especial.



Ha una parte en la que la única luz que hay es la de unas velas que es muy bonita, y que el escenario tenga apenas una mesa y 4 sillas hace que el trabajo de los actores se vea más si cabe.




Están todos magníficos, aunque he de decir que a mi el que más me gustó fue Chema Rodríguez, no se, tiene una presencia y una forma de interpretar que me conquistó, pero las chicas no se quedaban atrás, que conste.



Por ahora no podéis ver el montaje, lo siento, pero en cuento me entere donde van a estar programados y donde sacar las entradas os lo digo. De todas formas podeis visitar su página web pinchando aqui.

Os dejo con el trailer del espectáculo... para ir abriendo boca:



¿Que os ha parecido?. Sencillo, pero impactante, ¿verdad?.

Ahhh, y otra cosa, Chema Rodriguez tambien ha dirigido "La Erótica", obra de la que os hable este verano, y estáis de suerte, porque vuelve a estar en la Sala Triangulo, asi que aprovechad para ir a verla, y de paso conocer otra faceta de este gran actor.

Post Relacionados:





jueves, 17 de noviembre de 2011

Cine: "Duel" de Steven Spielberg.

El diablo sobre ruedas (DUEL)




Film fascinante aunque irregular que, sobre todo, deslumbra por el talento en las venas de un director de ventipocos años. La planificación es una gozada. Es un milagro de rodaje y el montaje posterior redondean el conjunto. Y la escasa música, a sorbitos, con ecos Hermannianos, está muy bien traída.


La fotografía responde a los colores pastel de la época de Universal y no es algo especialmente reseñable, pero el entorno mítico, el acetato y alguna chirivita lumínica hacen ver a alguien rabiosamente personal incluso entre cadenas. El protagonista hace todo lo que puede con su personaje (que no es poco), hay inicio de guiños divertidos (el nombre del camión de la fumigadora...GREBLEIPS (spielberg al revés), la aparición Hitchcockiana de Spielberg en el reflejo de la cabina, etcétera) y, eso sí, se adolece de falta de presupuesto en diversas apariciones de reflejos de la cámara o sombras de la misma en espaldas, mesas, etcétera.


Los juegos visuales, la soberbia idea y desarrollo y, sobre todo, el milagro cinematográfico..., hacen que este pequeño clásico sea una ópera prima inolvidable y casi insuperable que no puede ser el "Ciudadano Kane" que quisiéramos por problemas importantes de ritmo (la eterna secuencia del bar lo mata), un off detestable que revela el pensamiento del protagonista, algún monólogo del mismo un tanto absurdo, así como acabados de planos concretos que no son tan grandes debieran.


Pero da igual, de veras. Los quince primeros minutos dejan boquiabierto a cualquiera, con el celestial plano de la cámara recorriendo el coche del acosado y el camión acosador, en un travelling car secuencia perfectamente sonorizado. Por no hablar de los créditos iniciales (el subjetivo del coche) o el primer ataque.


Ayer jugábamos a ver si el asesino estaba en el bar, fijándonos en el color de la camisa... pero ratificamos la jugada de que es pura metáfora, porque no hay nadie con camisa caqui. La metáfora está servida, la América profunda dispuesta a no poner las cosas fáciles y la lectura del padre fuera de casa ya empezaba en el inicio de su carrera, por no hablar lo curioso del final, con el tío allí sentado, sin pasado ni futuro tras el incidente, tirando piedras.


Muy bien, oiga.

Travel

Follow Us