viernes, 10 de junio de 2011

Cine "Pequeñas Mentiras Sin Importancia"



Otra de mis incursiones a las matinales de los Cines Ideal, ha sido esta maravilla. 

Había oído que la película estaba bien, pero no había tenido ocasión de ir a verla todavía, así que el domingo por la mañana, cogí el kit completo de mañana de cine (básicamente una chaqueta de manga larga y un pañuelo para protegerme el cuello del aire acondicionado, ¿alguien me puede explicar porqué lo ponen tan alto si somos 4 personas en la sala?) y allá que me fui.


"Pequeñas Mentiras Sin Importancia"
es una película francesa, escrita y dirigida por Guillaume Canet (el novio, marido o lo que sea de Marion Cotillard), que trata sobre un grupo de amigos que todos los veranos se van juntos de vacaciones a la casa de uno de ellos, solo que este año unos días antes de partir, un componente del grupo, Ludo, tiene un accidente y se queda en París en el hospital.


En realidad es una película de esas en las que no pasa nada pero pasan muchas cosas, cosas a simple vista pequeñas, pero que vistas desde fuera son muy grandes. Detalles. En realidad en la vida lo mas importante son los detalles, no las grandes hazañas.



Trata sobre la amistad, pero esa que es de verdad y tan difícil de encontrar a veces, en la que las personas se quieren y se aceptan tal como son, sin intentar cambiarse.

Son un grupo de amigos tan variado y heterogeneo que es normal que salgan roces, pero lo bonito de todo ello es cómo lo resuelven y cómo siguen sin perder su estructura de grupo. No se, tenéis que verla, me es muy difícil poner en palabras algo que han conseguido taaan bien con imágenes.


Esta película no sería nada, ni podría haberse hecho, sin sus actores, que son enormes, entre ellos tenemos a : François Cluzet, Marion Cotillard, Benoît Magimel, Gilles Lellouche o Valérie Bonneton, pero son muchos más. 

No soy capaz de elegir uno preferido ya que todos están perfectos en la parte que les toca. Y estoy segura que os identificareis con algo de cada uno de ellos.



Me encanta cómo consigue el director sumergirte en su mundo, había ratos que llegue a pensar que estaba allí con ellos tomándome un vino, transmitían una cercanía y un realismo que no suele verse en el cine, pero eso solo lo consiguen en mi este tipo de películas, que "casualmente" siempre son francesas.



Tengo que ver más películas de Guillaume Canet. Aunque él mismo dice que esta es su película más personal y en una entrevista que he leído suya sobre la película explica cómo ha conseguido este resultado:

"Cuando propuse los papeles a los actores, les puse dos condiciones: para poder rodar en agosto, les pedí que estuvieran disponibles cinco días en mayo, para hacer un trabajo de inmersión en el Cabo Ferret. Así pude llevar a todo el mundo a la casa en la que íbamos a rodar. Quería que la viviesen, que abrieran los armarios, que supieran dónde estaba el café, los cubiertos... Que se la conocieran de memoria. Que las salidas al mar parecieran naturales, que el restaurante de la playa les resultara familiar. Y, en agosto, cuando volvimos al cabo Ferret, tenían la sensación de haber estado allí de vacaciones.



También quería que se conocieran, que las parejas comenzaran a formarse y que conocieran a los actores que iban a hacer de sus hijos. La segunda condición, durante todo el rodaje, fue la presencia permanente de todos y cada uno de los actores. Quería que se quedaran allí, que se involucraran en la vida del grupo las veinticuatro horas del día. Que estuvieran disponibles para rodar nuevos planos si surgía la necesidad. No quería que la historia fuera interpretada, sino más bien vivida.

Rodé con dos cámaras simultaneamente, para que los actores tuvieran libertad absoluta al interpretar. Para que en las escenas de grupo pudieran levantarse de la mesa para ir a la cocina a por un vaso si les apetecía, sin preocuparse por entrar o salir del plano. Después, durante el montaje, fue cuando cree la película, con un material infinito". Guillaume Canet.


Existen mentiras pequeñas, pero no sin importancia, la traducción del titulo como siempre... no está tan fina como debería, ya que titulo original es: "Les petits mouchoirs", que en francés lo utilizan como nuestras "mentiras piadosas".

Su traducción al ingles me convence más, la han llamado "White Lies". Pero bueno, sobre la traducción del titulo de las películas al castellano podría escribir otro post completo, porque hacen cada cagada... este dentro de lo malo está bastante bien.


El lugar donde se sitúa la mayor parte de la acción es en Cabo Ferret, ¡¡que tengo unas ganas de ir!!. Lo anoto en mi lista de sitios pendientes que visitar.

Imagen de las playas de Cap Ferret, ¿alguno de vosotros lo ha visitado?.

Si tenéis ocasión de ir a ver esta película, no dejéis de hacerlo porque seguro que pasa una de estas dos cosas o la amáis o la odiáis. Yo me he enamorado.


Sus mas de 2 horas y media de metraje no se hacen nada pesados, de hecho yo hubiera seguido haciendo de vouyer en sus vidas durante mas tiempo.



Es jueves, y ya quiero volver a verla.

Os dejo el trailer, pero está en español, por desgracia no lo he encontrado en versión original subtitulada, pero por favor, vosotros id a verla en VOSE, ¡no veáis como pierde doblada!, el trailer no tiene nada que ver con lo que veréis en el cine, os lo aseguro. Además, ¡el francés es tan bonito!



Ahhh, que casi se me olvida, la Banda Sonora sensacional... ¡Si es que son tantas cosas que alguna se me tiene que olvidar!.

Posts Relacionados: