sábado, 14 de mayo de 2011

Cine: "Midnight in Paris" de Woody Allen.


Ayer estrenaron en los cines de toda España, la última película de Woody Allen ("Medianoche en París"), y aunque esta mañana, me iba a ir de compras... ha sido imposible, no me he podido resistir más y me he ido a ver la película en sesión matinal. Y que una chica deje de irse de compras por ir al cine... me preocupa, la verdad.

Fotograma de la película.
Fijáos en la ropa que llevan puesta. 


 ¡¡Que geniales son las matinales de los sábados!!. Cada día me gustan más.

No se si seré muy objetiva con esta película, básicamente por dos razones: adoro a Woody Allen y París, y justo en esta cinta se juntan las dos cosas, pero lo intentaré.

Fotograma de la película.  
Los personajes de Owen Wilson y Marion Cotillard, paseando por la Rivera del Sena.

"Midnight in París" no es su mejor obra, pero no se queda lejos, ¡cómo deja la imaginación!. 

Nunca me hubiera imaginado ver en una misma película a Picasso, Hemingway, Touluse Lautrec, Gaugin, Dalí, el matrimonio Fitzgerald, Buñuel o Man Ray, y que encima parezca lo más normal del mundo, ¿y vosotros?.

Woody Allen y Carla Bruni durante el rodaje.
Precisamente está secuencia no aparece en la película.

Estaba sentada en el cine, con la sala casi vacía (en una película en su fin de semana de estreno, ¡guau!), con una sonrisa de oreja a oreja, viendo esos ya típicos títulos de crédito de todas sus películas: fondo negro, letras blancas y sin música. 


Cuando de repente, empiezan 5 maravillosos minutos de imágenes de París, pero el París que veo yo con mis ojos cada vez que voy, calles con gente, lluvia, paraguas, cafés llenos de "vouyers", bicicletas, parques, transeúntes normales, no de esos de "atrezzo" que ponen otros directores en sus películas, había gordos, flacos, mejor y peor vestidos, feos, guapos, altos, bajos... de todo, nada imágenes idílicas e irreales

¡Que ganas me han entrado de pasear por París!. ¡Es taaaan bonita en primavera!.

Fotograma de la película. 
En un clásico Café Parisino.

Pero lo mejor estaba todavía por llegar, una comedia con un subtexto increíble: ¡Vivamos el presente!.

Algo que parece evidente, pero en realidad, no lo es tanto, en general se vive mucho en el pasado, cuantas veces no habremos oído: "Antes esto no pasaba", "Los jóvenes de hoy en día no tienen respeto", "Cuando yo era joven eramos de otra manera"... seguro que vosotros también lo habéis pensado más de una vez, ¿verdad?. En resumen, que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Imagen del rodaje.
Podemos ver a su director Woody Allen, a Marion Cotillard, Owen Wilson y   Alison Pill.

Si lo pensáis, siempre ocurre esto, generación tras generación, pasa por esa fase de creer que generaciones anteriores eran las mejores, y no se valora lo que se tiene en el presente, hasta que ese presente ha pasado y entonces ya es pasado.

Woody Allen es un tío muy inteligente que es capaz de hacer estas reflexiones tan interesantes, en mitad de una comedia absurda, que hasta tiene pies y cabeza. ¡¡Es un genio!!.

Fotograma de la película. 
En el Museo Rodin.

Y para contarnos esto y dar vida a todos sus personajes, ha contado con: Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard, Adrien Brody, Kathy Bates, Carla Bruni, Gad Elmaleh (el co-protagonista de "Un engaño de lujo" junto a Audrey Tautou) o Michel Sheen.

Fotograma de la película.

Aunque podían haber mejorado el vestuario, todos los vestidos que saca Rachel McAdams, son del mismo estilo, vestidos camiseros con cinturón.

Y al pobre Owen Wilson le tienen con la misma americana de cuadros, durante días y días. Si se suponen que son una pareja de americanos de clase alta, ¿no van a tener mas ropa?... ¡un poco de variedad, por favor!.

Aquí podéis ver uno de los vestidos y "la americana".

Ahora que han pasado unas horas desde que vi la película me sigo preguntado: ¿Serán los norteamericanos en realidad, tan tontos como nos los pinta Allen?.

Id a verla y me lo contáis. Se que ni siquiera os he dicho de que va la historia, pero, eso es lo más chulo, ¡dejaos sorprender!, aunque al principio no entendáis nada, tranquilos, al final todo queda claro... bueno quizá el paradero del detective no tanto... sale poco, pero...

¡¡No os la podéis perder!!