martes, 28 de septiembre de 2010

Cine: "¡Olvidate de mi!"


He vuelto a ver está película porque hace poco fui al cine a ver "Mr. Nobody" y no se porqué me recordó a esta, pero nada mas lejos de la realidad, bueno, tampoco exageraré, pero si que es cierto que a simple vista pueden parecerse pero en realidad no es así. He esperado varias semanas para escribir sobre ella y así poder ser mas neutra, ¡¡espero haberlo conseguido!!

En "¡Olvidate de mi!", tenemos una historia de desamor, de tristeza enmascarada en una falsa felicidad, nostalgia por algo que una vez tuvieron o creyeron tener pero que ya caducó, gracias a esas ilusiones no pueden seguir adelante y por la única salida que ven es borrar de su vida, a la persona mas importante de ella . Eso es lo que hacen Clementine (Kate Winslet) y  Joel (Jim Carrey) se borran el uno de la vida del otro, o eso creen porque: ¿realmente podemos borrar de nuestra vida a nuestro gran amor?. Esa es la pregunta que nos plantea la película. ¿Vosotros creéis que eso es posible?.

Para su director Michel Gondry, al cual conoceréis por "La ciencia del sueño", la respuesta es no, ni con métodos científicos ajenos a las personas implicadas es posible. Quiere decir con esto que, ¿hagamos lo que hagamos siempre habrá una conexión inevitable entre nosotros y la otra persona?. ¿Está todo escrito?.


Los actores están fantásticos, Kate, maravillosa (como siempre) y Jim Carrey empieza a mostrarnos una faceta suya que hasta la fecha no conocíamos. Él interpreta a cualquiera de nosotros, y ella es la ilusión,  el empuje, la energía, y el color que él necesita para poder salir del mundo gris donde vive. 

Tenemos grandes actores secundarios en la película: Mark Ruffalo (el cual no era muy conocido por esas fechas), Elijah Wodd, Kirsten Dunst (o la musa de la gran Sofia Coppola) o Tom Wilkinson entre otros. Todos hacen lo que tienen que hacer y están en el lugar que tienen que estar, creo que el reparto está muy logrado, y han sido bien dirigidos.

En "Mr. Nobody", al contrario, tenemos una película de esperanza, alegría y sobretodo optimismo. Adoro las dos.  Vosotros, ¿con cual os quedáis?