miércoles, 21 de julio de 2010

Cine: "El imaginarium del Doctor Parnassus" de Terry Gilliam.


Chulisima, me ha encantado, mira que me quede con ganas de verla en el cine, pero al final se me pasó, y la he visto en casa, en el cine hubiera sido genial.

Esta es la película de la polémica, porque fue durante su rodaje cuando murió Heath Ledger y no sabían si iban a poder terminarla, pero gracias a la colaboración de Jude Law, Colin Farrell y Johnny Depp se pudo finalizar, y la verdad es que creo que la película gana muchísimo con ellos tres.

Está dirigida por Terry Gilliam, más conocido por ser el director de las películas de los Monty Python.

Es una película de fantasía, trata sobre un actor inmortal de mil años de edad llamado Doctor Parnassus (Christopher Plummer), el cual posee una compañía teatral que ofrece a su público ir más allá de la realidad mediante un espejo mágico. Los miembros de la compañía incluyen a un ilusionista llamado Anton (Andrew Garfield), a Percy (Verne Troyer) y a Valentina, la hija del doctor, interpretada por la modelo Lily Cole, a la cual hemos podido ver en las campañas de Chanel, Christian Lacroix, Hermès, Longchamp, Cacharel, Topshop o Anna Sui Cosmetics entre otros.

Parnassus había conseguido guiar la imaginación de los demás mediante un trato con el Diablo (Tom Waits), a quien le llega la hora de cobrar su premio, según el acuerdo que hizo con Parnassus, esto es, la hija del doctor.

A la compañía, se une un misterioso forastero llamado Tony, (interpretado por Heath Ledger, Johnny Depp, Jude Law, y Colin Farrell), que embarca hacia mundos paralelos a través del espejo para salvar a Valentina.


Lily Cole, es perfecta para el personaje de Valentina, ya que tiene esa cara peculiar que le da ese toque diferente que el personaje necesita, me ha gustado mucho su interpretación, incluso siendo una intrusa de la profesión. Actualmente está rodando la película "Phantasmagoria: The Visions of Lewis Carroll", donde interpreta el personaje de "Alicia".

La escenografía está cuidada hasta el mas mínimo detalle, todo perfecto, además que es lo que le da ese toque tan especial a la película, es una película muy acojedora, suena raro, pero cuando la veais, entendereis porque lo digo.

Dura 123 minutos, pero merece la pena verla.