lunes, 24 de agosto de 2009

Palomitas

Cuando era pequeña, solo había un cine en mi ciudad (años después abrieron otro, pero era mucho mas pequeño) y todos veíamos la misma película, que estaba en cartel bastante tiempo, y cuando llegabas al cole el lunes todos comentaban:

- ¿Has ido a ver "Batman"?
- Siiii, ¡¡como mola!!
- ¡Era flipante el coche!
- ¡Cómo corría!
- Me encontré con Fulana
- Y yo con Mengana
- Jajajajaja

La película la proyectaban con descanso, y en ese descanso ibas al bar a tomar algo, que podían ser: pipas, patatas fritas, algo de beber... te lo tomabas y volvías a la sala sin comida. Esto ha cambiado, ya que hoy en día parece que la mayoría de la gente va a al cine a comer, no a ver una película en pantalla grande.

Esto ocurre sobretodo en los cines de los Centros Comerciales, en los cuales el 80% de la gente que entra a las salas va cargada de comida, cuando no es el cubo de Palomitas y las Coca-Colas de vaso de litro, son los nachos con queso, un perrito, gominolas, patatas fritas, cortezas, o que se yo...

Durante la primera mitad de la película solo escuchas el rumiar y sorber general de la sala y muchas veces no te enteras ni de lo que han dicho, y los que zampan mucho menos, es normal escuchar....¿que ha dicho?, ¿como?...¡¡un desastre!!.

Esto no ocurre en cines de centros comerciales, también pasa en cines "en la ciudad", en estos, solamente suelen vender palomitas y el porcentaje de gente que compra se reduce un poco, digamos que baja a un 70%, pero aún así, sigue siendo alto, y depende de la película que sea (cuanto más comercial es, más se come) este porcentaje va cambiando.

En el otro lado tenemos los cines de versión original en los cuales incluso hay algunos en los que no venden palomitas (Golem) y en los que las venden, poca gente las compra, de hecho yo creo que hace unos años ni siquiera vendían.

Para mi lo ideal seria que no vendieran comida, pero como es lógico un cine es un negocio y si aparte de cobrarte 7,5 euros por cada entrada te sacan 10 euros por unas palomitas y dos coca-colas pues mejor. En esto los expertos son los norteamericanos, que venden hasta costillares en los estadios deportivos.....

He de decir también que hay películas que se prestan mas a la comida que otras, y alguna vez hasta he llegado a comprar palomitas... y ha sido rarísimo para mi, no me veía.

Hace unos días puse una encuesta para investigar un poco el tema este, así que animaros y votar, que todavía quedan unos días.